Estados

¿Qué es el Partenón de Zihuatanejo? La propiedad que venderá Evelyn Salgado

Evelyn Salgado Pineda anunció la venta de distintas propiedades, entre las que destaca una obra emblemática de la corrupción en México.

La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, anunció la tarde del 5 de enero la venta de distintas propiedades del estado como la Casa Acapulco de la Ciudad de México y varios vehículos blindados; sin embargo, uno de los anuncios que más llamó la atención, fue la venta del “Partenón de Zihuatanejo”, una de las propiedades más controvertidas de los últimos 40 años en nuestro país.

“Estamos tratando de que se vendan las camionetas, de que se venda la Casa Acapulco, de que se venda ‘El Partenón en Zihuatanejo’, de que se vendan algunos bienes inmuebles que no son necesarios, que no se están utilizando para ninguna dependencia y que no tienen ningún uso social, político”.

—  Evelyn Salgado Pineda.

La mandataria estatal afirmó que la venta de los inmuebles corresponde a las políticas de austeridad que impulsa el gobierno que encabeza el presidente, Andrés Manuel López Obrador. Asimismo, calificó como “indispensable” la venta de las propiedades para recaudar fondos sin la necesidad de adquirir deuda para el estado.

No obstante, la venta del Partenón de Zihuatanejo causó polémica en redes sociales, pues varios usuarios señalaron que debía consultarse a la población del municipio guerrerense, o bien, usarse como biblioteca o centro cultural, como prometió el gobierno de Héctor Astudillo Flores.

Cabe recordar que en 2019 Astudillo Flores notificó que tras conseguir la jurisdicción de la propiedad, aseguró que el deteriorado inmueble sería convertido en un centro cultural.

¿Qué es el Partenón de Zihuatanejo?

El polémico inmueble fue concebido como la mansión de playa del exjefe del Departamento de Policía y Tránsito (DGPyT) del entonces Distrito Federal, Arturo “El negro” Durazo. Este jefe policiaco fue amigo del expresidente, José López Portillo, y es recordado como una de las figuras más corruptas del último medio siglo en México por sus excesos y violaciones a los derechos humanos.

El “Partenón” es una propiedad de alrededor de 20 mil metros cuadrados que llegó a ser valuada en cerca 700 millones de pesos. Se construyó a finales de la década de los 70 y tuvo una corta vida útil, pues se cerró luego de que Durazo se declarara prófugo de la justicia en 1982.

El Partenón de Zihuatanejo tiene un portón de hierro de aproximadamente 20 metros de ancho por 10 de altura, y se ubica frente a la Bahía de La Ropa. La deteriorada propiedad tiene réplicas de estatuas como El David de Miguel Ángel, y motivos griegos como ninfas, además de helipuerto y discoteca.

La breve historia del inmueble está ligada a los excesos de Durazo y entre las versiones extraoficiales sobre la mansión, se cuenta que sobre la alberca flotaban charolas repletas de cocaína y que los detractores de Durazo eran lanzados a los tigres que éste tenía como mascotas.

Después de la detención de Durazo en Puerto Rico en 1984, la propiedad pasó a manos del gobierno y aunque el hijo del exjefe de la DGPyT, Francisco Arturo Durazo Garza, intentó recuperarla; el 28 agosto de 2019, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la demanda de amparo.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos