Estados

Desplazados por la violencia del CJNG vuelven a sus hogares en Zihuaquio, Guerrero

Más de 50 familias volvieron a sus comunidades en el municipio de Coyuca de Catalán, de donde el CJNG los obligó a salir hace más de dos años.

Elementos de la Guardia Nacional, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Policía Estatal de Guerrero escoltaron a más de 50 familias del ejido de Zihuaquio, municipio de Coyuca de Catalán, durante el retorno a sus hogares. Los pobladores del ejido se trasladaron a su casa luego de que, desde hace más de dos años, fueran desplazados por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La movilización se inició la mañana del sábado 19 de marzo, cuando los elementos de seguridad brindaron apoyo a cerca de 68 personas. No obstante, fueron alrededor de 200 habitantes del ejido (poco más de 50 familias), quienes se habían refugiado en Vallecitos de Zaragoza, en Zihutanejo, los que viajaron acompañados de los efectivos del Ejército y la GN.

Al arribar a las comunidades, los pobladores encontraron restos del saqueo y la violencia que dejó el grupo criminal a su paso por el que alguna vez fue el lugar en el que producía uno de los mejores mezcales de Guerrero, y donde aproximadamente el 80% de las viviendas y el 20% de la fábricas de mezcal quedaron destruidas.

Ante esto, los habitantes del ejido solicitaron al gobierno estatal apoyos para materiales de construcción como láminas y herrería para levantar sus viviendas; así como alambiques picadoras y palas para volver a echar a andar sus fábricas de mezcal.

Si bien violencia de los grupos criminales se hizo presente en Zihuaquio desde 2017, fue hasta el 29 de enero de 2020, cuando 200 sicarios del CJNG irrumpieron en varias comunidades del ejido de Zihuaquio.

El grupo armado quemó casas de pobladores, destruyó las fábricas de mezcal y se apoderaron de hectáreas de maguey. Un día después cerca de 550 personas se vieron obligadas a abandonar sus viviendas, de las cuales, un aproximado de 266 se refugiaron en Vallecitos de Zaragoza.

En diciembre de 2021, los desplazados se dirigieron a la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, a quien solicitaron apoyo para volver a Zihuaquio. Días después el entonces secretario general de Gobierno de Guerrero, Saúl López Sollano, se reunió con alrededor de 40 familias de desplazados para escuchar sus demandas, entre las que destacó la solicitud al gobierno del estado para que garantizara las condiciones para que estos volvieran a sus hogares.

“Queremos apoyo de seguridad para poder regresar, queremos que se nos apoye a trabajar, como ahora las casas que nos quemaron, difícilmente vamos a comprar lo que perdimos”.

—  Expresó en diciembre de 2021 un mezcalero desplazado en Zihutanejo.

Cabe señalar que Guerrero es el estado con mayor número de desplazados por la violencia en nuestro país.

De acuerdo con datos de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), durante 2020 el estado que hoy gobierna Salgado Pineda concentró más del 40% de los desplazados relacionados con la violencia de grupos armados, con 3 mil 952 personas. Mientras que, entre 2016 y 2020, más de 21 mil 800 fueron víctimas de desplazamiento forzado en Guerrero.

Tags

Lo Último

Te recomendamos