Mundo

Rusia prepara ofensiva en el sureste de Ucrania

Rusia prepara ofensiva en el sureste de Ucrania, bloqueando la seguridad en la ciudad de Járkiv.

Fuerzas rusas preparaban el martes una ofensiva en el sureste de Ucrania, según dijo el ejército ucraniano. Por su parte, el presidente, Volodymyr Zelenskyy, tenía previsto hablar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en medio de la indignación por los indicios de que soldados rusos mataron a civiles de forma deliberada.

El gobierno del presidente de Rusia, Vladimir Putin, está llevando soldados al este de Ucrania para tomar el control de la región industrial conocida como Donbás. La operación sigue a la retirada rusa de localidades en torno a la capital, Kiev, lo que llevó al hallazgo de cadáveres que provocaron acusaciones de crímenes de guerra y demandas de sanciones más duras contra Moscú.

El ejército ruso centra sus esfuerzos en tomar las ciudades de Popasna y Rubizhne en las regiones de Donetsk y Luhansk, además del puerto de Mariúpol en el Mar Negro, dijo el Estado Mayor ucraniano en su página de Facebook. Donetsk y Luhansk están controlados por separatistas con apoyo ruso y Moscú los reconoce como estados independientes. En el este, las tropas rusas siguen bloqueando la segunda ciudad más grande del país, Járkiv, agregó el ejército.

“El enemigo está reagrupando tropas y concentrando sus esfuerzos en preparar una operación ofensiva en el este del país”, indicó el comunicado. “El objetivo es establecer el control total sobre el territorio de las regiones de Donetsk y Luhansk”.

Te puede interesar: Aumenta indignación en Ucrania por reporte de muertes civiles tras invasión rusa

Zelenskyy tenía previsto dirigirse el martes desde Ucrania a los diplomáticos del Consejo de Seguridad, entre reclamaciones de que se investiguen posibles crímenes de guerra.

Alemania y Francia reaccionaron a los reportes expulsando a docenas de diplomáticos rusos y sugirieron que podrían ser espías. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Putin debía ser juzgado por crímenes de guerra.

“Este tipo es brutal y lo que sucede en Bucha es indignante”, declaró Biden, quien también prometió aumentar las sanciones económicas contra Moscú. Bucha es una localidad al noroeste de la capital donde se produjeron algunas de las escenas de horror.

Antes de la intervención de Zelenskyy, el organismo más poderoso de Naciones Unidas escucharía al secretario general, António Guterres; a su responsable política, Rosemary DiCarlo, y al jefe humanitario de la ONU, Martin Griffiths, que intentaba organizar un cese el fuego. Griffiths se reunió el lunes en Moscú con funcionarios rusos y tenía previsto visitar Ucrania.

Periodistas de Associated Press en Bucha contaron decenas de cuerpos con ropas civiles y aparentemente sin armas, muchos de los cuales habían recibido disparos a quemarropa, y algunos con las manos atadas o la piel quemada.

Tras visitar vecindarios de Bucha y hablar con sobrevivientes hambrientos que hacían fila para recibir pan, Zelenskyy prometió en un mensaje en video que Ucrania trabajaría con la Unión Europea y la Corte Penal Internacional para identificar a los combatientes rusos implicados en cualquier atrocidad.

“Llegará el momento en el que todos los rusos sepan toda la verdad sobre quiénes entre sus ciudadanos mataron, quién dio órdenes, quién hizo oídos sordos a los asesinatos”, dijo.

El ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, describió las imágenes registradas a las afueras de Kiev como una “provocación antirrusa escenificada”. El vocero del Kremlin Dimtry Peskov dijo que las imágenes contenían “signos de falsificación de video y varias falsas”.

Rusia rechazó las acusaciones previas de atrocidades como invenciones de Ucrania.

Las autoridades ucranianas dijeron que se habían encontrado los cuerpos de al menos 410 civiles en localidades a las afueras de Kiev que habían estado en manos rusas.

Entre los cuerpos que vieron periodistas de AP en Bucha había al menos 13 dentro y en torno a un edificio que según la población local habían utilizado las tropas rusas como base. Se encontraron otros tres cuerpos en una escalera y un grupo de seis a los que habían quemado a la vez.

Periodistas de la agencia también vieron cuerpos envueltos en plástico negro, amontonados al final de una fosa común en el recinto de una iglesia de Bucha. Muchas de esas víctimas habían sido baleadas en autos o murieron en explosiones cuando intentaban huir de la ciudad. La morgue estaba llena y no era posible acceder al cementerio, de modo que el terreno de la iglesia era el único lugar para dejar a los muertos, dijo el padre Andrii Galavin.

Tanya Nedashkivs’ka dijo que había enterrado a su marido en un jardín ante su edificio de apartamentos después de que fuera detenido por tropas rusas. Su cuerpo era uno de los que habían quedado tirados en una escalera.

El embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, insistió el lunes en una conferencia de prensa que “ni una sola persona local sufrió por ninguna acción violenta” mientras Bucha estuvo bajo control ruso.

Sin embargo, imágenes por satélite de alta resolución tomadas por la firma comercial Maxar Technologies mostraban que muchos de los cuerpos llevaban semanas al aire libre, cuando las fuerzas rusas estaban en Bucha. The New York Times reportó primero sobre las imágenes de satélite que mostraban a los muertos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos