Economía

¿Cómo usar mi seguro de gastos médicos mayores?

80% de los mexicanos carece de la protección de un seguro privado y apenas 6 de cada 100 cuenta con una póliza de gastos médicos, que le permita costear un accidente o enfermedad grave

Más de la mitad de quienes cuentan con un seguro de gastos médico saben cómo usarlo y sacar el máximo provecho a las coberturas contratadas.
Contar con un seguro de gastos médicos mayores puede ser la diferencia entre resolver una emergencia de salud sin tantos sobresaltos económicos y llevar la economía de tu familia a la quiebra, en caso de un accidente o enfermedad grave.
Te puede interesar: Inflación castiga la ‘Vitamina T’; precio de tacos, tortas y tamales sube 25%

La mala noticia es que, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, apenas 21% de la población cuenta con la protección financiera de algún tipo de póliza privada contra accidentes, emergencias o fenómenos naturales.

Mientras que 28.7% –de este último grupo– cuenta con las protección financiera de un seguro de gasto médicos mayores, que el permita cubrir los costos derivados de una urgencia hospitalaria o enfermedad grave.

La coach en finanzas, Sandra Huerta, explicó que la falta de previsión o cultura financiera y el costo de los seguros privados son los obstáculos principales para la contratación de una póliza o cobertura médica privada.

Refirió que, en su informe más reciente, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reportó que los mexicanos gastan más de un mes de salario al año para cubrir sus necesidades básicas de salud.

Puedes revisar: La familia OPPO sigue creciendo y lanza la serie Reno7 en su primer evento para toda Latinoamérica

“Hay casos donde las familias caen en pobreza extrema tratando de costear los servicios médicos u hospitalarios generados por un accidente o, bien hacen circo y maromas para pagar los exámenes de laboratorio, cirugías y tratamientos de enfermedades graves”, apuntó.

La paradoja, apuntó Sandra Huerta, es que más de la mitad, de quienes si cuentan con un seguro médico, no saben cómo funciona y cómo le pueden sacar el mejor provecho. “Hay personas que ni siquiera saben cuál es el nombre de su aseguradora y, mucho menos, qué es el deducible o el coaseguro.

Para hacer válido el seguro necesitas el número de póliza y que el contrato esté vigente; y hacer un deposito o transferencia que respalde el pago del deducible y / o coaseguro, que es una aportación o cuota que activa los beneficios de la póliza”, indicó la especialista.

Puntos clave para utilizar tu seguro

El Covid-19 se convirtió en el siniestro más caro que han pagado las aseguradoras.

Para activar y sacar el mayor provecho a tu seguro de gasto médicos mayores, el director de Educación Financiera de Citibanamex, Juan Luis Ordaz, te recomienda:

1. Revisa tu póliza

Ten claro el monto del deducible, el porcentaje del coaseguro, el tope de ambos y el límite de la cobertura. Es recomendable tener un fondo de emergencias con al menos el deducible, y si es posible, el tope del coaseguro.

Si no lo tienes, el mejor día para empezar a hacerlo es hoy; y aunque tal vez uses tu seguro antes de completar tu fondo, todo lo que ya tengas ahorrado será una ganancia para tu tranquilidad en ese momento difícil.

Recuerda que el seguro se puede usar cuando el costo de los servicios médicos es mayor que el monto del deducible; siempre que sea más pequeño, el pago corre 100% por tu cuenta.

2. Revisa los términos de tu contrato

Es importante saber cuáles son as exclusiones, la red de médicos y hospitales a que tienes acceso y la documentación necesaria para hacer uso del seguro. Si tienes dudas ponte en contacto con tu agente y, además de aclararlas, realiza los ajustes necesarios para que el seguro se adecue a tu estilo de vida y necesidades.

Confirma en qué hospitales el seguro paga directamente y en qué casos te reembolsa el dinero que tu hayas pagado, así puedes tomar decisiones que te sirvan desde el primer momento.

3. Recepción de documentos

Investiga si tu aseguradora tiene recepción de documentos en línea o presencial o en qué casos y con qué documentación extra se pueden hacer los trámites necesario a través de un familiar.

Para solicitar el pago del seguro requerirás llenar un formato de solicitud, entregar un informe de parte del médico tratante, identificación oficial de la persona que contrató el seguro y el paciente (si es distinto); facturas originales, recetas médicas, resultados de estudios médicos, comprobante de domicilio y estado de cuenta.

4. Hablemos de las facturas

Pide comprobante fiscal de todos los gastos asociados al tratamiento médico, aunque tu seguro sea de gastos mayores; ya que, según sea el caso, pueden entrar algunos estudios, sesiones de seguimiento o rehabilitación e incluso medicamentos.

Si tienes todos los comprobantes, puedes tener reembolsos que no esperabas o algunos gastos se pueden tomar a cuenta del deducible. Al tener clara toda esta información, puedes tomar decisiones rápidas y eficientes cuando lo necesites.

5. Toma tus previsiones

Prepárate y ten a la mano, en un lugar que tú y tus familiares o compañeros de vivienda conozcan, un sobre con copia de la carátula de tu póliza y teléfonos de atención; credencial de identificación del seguro –si te entregaron una–, número de póliza, copia de tu identificación, lista de hospitales donde te pueden atender y cualquier información que consideres útil en caso de una emergencia.

Recuerda tener tus pagos al día, y piensa que el seguro de gastos médicos mayores es una inversión y que si no lo usas es una buena noticia, porque significa que tu salud ha sido buena. Ten en cuenta que es mejor tener un seguro y no usarlo, a necesitar un seguro y no tenerlo.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos