Economía

Convertir cenizas de difunto en diamantes cuesta a mexicanos medio millón

Con 200 gramos de cenizas o 10 gramos de pelo del difunto se pueden crear diamantes de entre 0.25 y dos quilates, en colores ámbar, rosa, rojo, azul y tono puro natural

Con 200 gramos de cenizas o 10 gramos de pelo del difunto se pueden crear diamantes de entre 0.25 y dos quilates, en colores ámbar, rosa, rojo, azul y tono puro natural.

Convertir las cenizas de un ser querido en un diamante y perpetuar su presencia entre sus familiares es una tendencia que gana cada vez más adeptos en México y que está presente en las celebraciones del Día de Muertos.

Incluso este tipo de servicios son extensivos a las mascotas: perros, gatos, caballos y aves, quienes –al igual que los difuntos humanos– pueden ser la joya principal de un collar, aretes, dijes, pendientes y anillos.

Te puede interesar: Precio del Día de Muertos ‘deja fríos’ a mexicanos con alzas de más de 30%

El laboratorio de diamantes con cenizas LONITÉ reportó que los mexicanos pagan hasta medio millón de pesos por la pieza de dos quilates en un “tono puro natural”, que es incolora y requiere de un mayor esfuerzo técnico de fabricación.

Dichas piezas tienen un costo de 490 mil pesos, su creación supera ocho meses y el proceso tecnológico incluye la purificación al 99.99% de las cenizas de la persona o mascota.

La empresa informó que también existen diamantes más económicos, de 0.25 a dos quilates, diseñados en color amarillo ámbar natural, cuyo precio oscila entre 28 mil y 290 mil pesos.

Además, apuntó, de otras opciones intermedias que convierten las cenizas del difunto en piezas creadas en colores verde, rojo, rosado, negro y azul, en los quilates mencionados, con un costo de 45 mil a 46 mil pesos y topes de 330 y 485 mil pesos.

“7 de cada 10 servicios funerarios en las ciudades principales de México corresponden a cremaciones”. Estas cenizas son susceptibles de convertirse en un diamante.

—  Juan Carlos Leal, dueño de una funeraria de la CDMX

Mujeres solicitan más servicios

El laboratorio de diamantes de origen humano Algordanza reportó que casi siete de cada 10 ordenes de servicio corresponden a personas que –en vida– planearon o contrataron plan de previsión para que, a su muerte, convertirán sus cenizas en dichas piezas.

De acuerdo con la información difundida por esta empresa, 65% de los servicios que realiza corresponden a planes previsorios, donde el cliente dejó instrucciones y los pagos correspondientes para completar dicho proceso.

Destacó que las mujeres son quienes más recurren a convertir sus cenizas en un diamante; además de que la mayor parte de sus clientes se ubican en ciudades del Norte del país, como Monterrey, Chihuahua, Baja California y Sinaloa.

A través de su página de Internet, Algordanza señaló que su laboratorio solo crea piezas en tonos azules, para garantizar el mayor grado de pureza, sin realizar adiciones al carbono que contienen las cenizas del difunto.

Diamantes con ceniza de mascotas

LONITÉ explicó que la creación de diamantes con cenizas no es un servicio exclusivo para personas, sino que es parte de un movimiento actual donde los dueños de mascotas pueden convertir en joyas a sus animales de compañía.

Señaló que el público puede solicitar un servicio para los llamados perrhijos y gathijos, así como para aves y caballos, quienes en la actualidad son parte de la familia extendidas de los mexicanos.

Detalló que, para completar el proceso o fabricación de una joya, además de la ceniza, cabello y huesos cremados de dichos animales, también se ocupan las plumas de las aves.

Tecnología para diamantes con cenizas

LONITÉ señaló que el proceso es posible gracias a que 18% del cuerpo humano es carbono y los diamantes son carbono cristalizado.

Para convertir las cenizas en una pieza, se aprovecha el carbono y el nitrógeno de las cenizas o pelo, a través de los siguientes pasos:

  • Extracción del carbono de un ser querido o mascota.
  • Purificación de las cenizas al 99.99%.
  • Colocación del carbono en una máquina de alta presión y temperatura (HPHT) para que se cristalice el diamante.
  • Para crear un pequeño diamante conmemorativo se necesitarán tres meses, y para uno grande, entre 6 y 9 meses.

¿Qué cantidad de ceniza se requiere?

  • Cenizas de cremación: 200 gramos
  • Pelo humano o de mascotas / plumas de ave: 10 gramos
  • Cenizas de hueso: 300 gramos

Lo más leído en Publimetro:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos