Economía

¿Qué hago si ya no puedo pagar ‘tanta deuda’ de fin de año?

El 57% de los mexicanos sufre de estrés financiero, debido a la acumulación de deudas. Aquí te decimos qué hacer si los créditos y pagos te están ahogando

Para salir de las deudas se debe analizar una por una.

Las deudas son un dolor de cabeza para más de la mitad de los mexicanos, quienes destinan entre 40% y hasta más de 50% de su salario en créditos, tarjetas bancarias y compromisos financieros atrasados.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que 57% de los adultos del país padece y sufre de estrés financiero, provocado por la acumulación de dudas.

Te recomendamos leer: 10 consejos para planear tus gastos de Navidad

Señaló que los afectados están atrapados en el “laberinto de los meses sin intereses” y al “infierno de los pagos chiquitos”, cuyo impacto deteriora la salud mental, física y emocional de las personas.

La Condusef indicó que la enfermedad de las deudas y estrés financiero dejó de ser un problema exclusivo de personas de bajos ingresos, que pierden su empleo o sufren emergencia personal o familiar.

Ahora, apuntó, muchos de quienes son golpeados por el sobreendeudamiento se ubican entre los sectores de ingresos medios y altos y con empleo, cuyos problemas financieros se originan por una mala administración del dinero y la falta de educación financiera.

“El estrés financiero que es un estado de angustia y ansiedad casi permanente, donde la persona se la pasa muchas horas pensando en lo que debe, cómo pagar y cómo llegar a final de la semana de la quincena”.

—  Óscar Rosado, presidente de la Condusef

¿Qué hago si ya no puedo pagar mis deudas?

Para salir de las deudas y evitar que éstas te ahoguen este fin de año, el director y fundador de la fintech Prestadero.com y los especialistas en finanzas personales te recomiendan:

1. Evalúa tu situación financiera

Haz una lista detallada de tus ingresos, gastos y deudas. Revisa tus estados de cuenta, comprobantes de compra y registra el monto de tus cuentas por pagar. Esto te dará una visión clara de tu situación financiera.

2. Reestructura tus deudas

Identifica las deudas más urgentes o con tasas de interés más altas. Prioriza el pago de esos compromisos para evitar que crezcan aún más. O bien, si tienes adeudos en más de un crédito o varias tarjetas, lo que puedes hacer es unir todas las deudas en un sola.

Esto último, de preferencia en el plástico que cobra menos intereses o donde tengas una línea de crédito suficientemente grande para cubrir el pasivo. Si tu historial aún no se ve afectado, puedes solicitar uno financiamiento nuevo cobn el fin de liquidar todas las deudas.

3. Comunícate con tus acreedores

No ignores el problema. Muchos acreedores están dispuestos a trabajar contigo para encontrar soluciones. Puedes negociar tasas de interés más bajas, plazos de pago más largos o incluso programas de pago reducido.

4. Consolida tus deudas y no dejar de pagar

También es posible consolidar tus adeudos a través de un préstamo nuevo, con una tasa de interés más baja, que te permita cumplir con tus mensualidades al pie de la letra. Ello simplifica los pagos y los hace más manejables.

Recuerda que dejar de pagar no es opción; es lo peor que puedes hacer, porque hará que tu deuda se incremente más y más por la acumulación de intereses, penalizaciones o cargos moratorios.

5. Presupuesta de manera estricta

Recorta gastos no esenciales y crea un presupuesto ajustado para liberar más dinero y para pagar más rápido. Si el nivel de endeudamiento es muy grande, esto no te sacará del problema, pero si te ayudará a que no dejes cubrir las mensualidades y evitar que las cuentas te ahoguen. Haz tu plan financiero y comienza a recortar las cosas que no son innecesarias.

6. Busca asesoramiento financiero

Un asesor financiero te ayudará a entender tus opciones y a desarrollar una estrategia de pagos realista, que se ajuste a tus necesidades de gasto, ingresos y prioridades. Incluso solicitar a tu asesor que te ayude a diseñar un programa de ahorro y pagos, para sanear tu historial financiero y demostrar que puedes cumplir con tus créditos.

7. Evita los créditos milagro

Cuando estás sobreendeudado quedas expuesto a las trampas de los créditos milagro o exprés, que no son más que fraudes donde terminarás perdiendo el poco dinero que tengas disponible.

También es recomendable que hagas contacto con las instituciones que ofrecen programas de asistencia financiera: organizaciones sin fines de lucro y agencias gubernamentales que te brindan asesoría y recomendaciones reales.

8. Evita tomar más deudas

Pon un freno a la acumulación de deudas. Esto implica reducir o cancelar el uso de tarjetas de crédito, evitar las compras a meses sin intereses, nuevos préstamos con familiares o amigos y cerrar las tarjetas bancarias adicionales.

9. Genera ingresos extra

Considera la posibilidad de vender activos no esenciales. Si es posible, vende la consola y los videojuegos, la pantalla de televisión y cualquier artículo que no utilices y esté en buen estado. Así puedes generar fondos adicionales para liquidar los adeudos de manera rápida.

10. Explora opciones legales como último recurso

Si todas las demás opciones han sido agotadas, podrías considerar los recursos legales como la declaración de quiebra. Sin embargo, ten en cuenta que esto tiene implicaciones a largo plazo en tu historial crediticio.

Lo más leído en Publimetro:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos