Noticias

Gobierno de México prohíbe ‘a medias’ el uso de las grasas trans

Fue aprobada hace un año en el Congreso la prohibición del uso de grasas trans en México; sin embargo, Salud todavía no publica las reglas de las excepciones

Grasas trans.

La Secretaría de Salud del Gobierno federal, que celebró con bombo y platillo la aprobación en febrero de 2023 de la adición en la Ley de Salud que prohíbe en México los aceites parcialmente hidrogenados, conocidos como grasas trans, lleva un año sin publicar el reglamento o norma para la implementación de excepciones.

Puedes ver: ¿Por qué debemos evitar comer grasas trans?

Se le dio un plazo a la industria de seis meses para adecuarse a la prohibición, pero hasta el momento no se han definido aspectos específicos, como por ejemplo los llamados coadyuvantes, que son ingredientes usados no en la elaboración del producto, pero sí en alguna parte del proceso, y es ahí donde la Secretaría de Salud debe ser clara.

Ante este retraso, especialistas como el abogado Alberto Campos Vargas y la nutrióloga Flor Álvarez Huerta advierten que la falta de claridad en la implementación de esta disposición legal deja en la indefensión a los consumidores mexicanos y urgen a la Secretaría de Salud a cumplir su parte para que las empresas productoras de alimentos y bebidas la implementen.

Preocupa que no se emita la reglamentación para que la industria tenga la certeza de cómo acatar regla, cómo modificar sus fórmulas para cumplir con la norma o bien, que esto puede afectar la venta de productos importados, dado que se podrían estar violando acuerdos internacionales cuando el producto proceda de países donde esta regulación no se encuentre establecida.

Desde septiembre de 2023 ya no se pueden utilizar los aceites hidrogenados en la fabricación de alimentos y bebidas, la modificación al artículo de la ley establece la prohibición total y absoluta, aunque contempla una excepción de hasta 2% en el producto terminado, explicó el abogado Alberto Campos Vargas, socio del grupo de industria de Ciencias de la Vida, del despacho Sánchez Devanny.

Eso implica que falta el reglamento norma o acuerdo para determinar cómo se interpreta esa determinación, pues los aceites se pueden usar como un ingrediente en el producto, pero también como coadyuvante.

Tanto el abogado como la nutrióloga coinciden en que la industria usa grasas trans para darle mayor vida en anaquel a los productos, estabilizar los sabores o que se puedan utilizar los aceites para freír varias veces, ya que eso baja los costos; de otro modo, los precios de los productos se elevarían notablemente.

Sin embargo, su uso es altamente dañino para la salud, por lo que urgen a las autoridades de salud a aclarar los términos de su implementación para que la industria de alimentos y bebidas se ciña a las reglas.

Te interesa: Llega la era ‘healthy’ sin grasas trans; entra en vigor regulación a alimentos

Campos recordó que aunque la sanción ya está contemplada en la Ley General de Salud; no está claro quién vigila el incumplimiento o impone las sanciones.

Publimetro contactó a la Secretaría de Salud para conocer las razones del retraso en la publicación del reglamento para la implementación de la excepción en la ley, pero no obtuvo respuesta.

Pendientes de Salud

El tema de las grasas trans no es el único en que la Secretaría de Salud tiene rezago, están también las reglas para las buenas prácticas de fabricación de medicamentos, cancelación o modificación de Normas Oficiales Mexicanas enfocadas en temas de salud, sentencias de la Suprema Corte con modificaciones a la Ley General de Salud respecto a la cannabis, la regulación a la cannabis de uso industrial —que la propia ley ya permite como un producto, pero todavía no se sabe cómo interpretarlo o el contenido máximo de THC—, enlistó el socio del despacho Sánchez Devanny.

¿Qué son las grasas trans?

Las grasas trans son grasas de origen vegetal, pero que la industria cambia o transforma añadiendo moléculas de hidrógeno, y esto hace que solidifique y se parezca a la manteca, explica la nutrióloga Álvarez Huerta.

La industria hace esto para tener más estabilidad en los sabores y para que el producto dure más; sin embargo, estas grasas se vuelve malas y afectan las arterias.

Esta grasa al modificarse tiene un efecto negativo en la salud de los consumidores, ya que incrementa el colesterol malo que es el LDL y disminuye el colesterol bueno, que es el HDL, el cual tiene factor protector para el corazón, detalla la especialista.

Dicha fórmula favorece que se obstruyan las arterias y se incrementa el riesgo de enfermedades coronarias, y se considera una de las causas de muertes prematuras por enfermedades o eventos cerebrovasculares en adultos jóvenes, como pueden ser embolias, infartos, trombosis, entre otras.

La especialista aclaró que la reutilización de aceites vegetales en casa no provoca convertirlos en grasas trans, pero sugiere evitar estas prácticas para no quitarle las propiedades saludables.

Recomendó que a partir de los 25 años la gente se realice al menos una vez al año un perfil de lípidos para conocer el colesterol total, el bueno, el malo, para prestarle atención a esta situación.

Labor del Congreso

El 9 de febrero de 2023 se aprobó en el pleno de la Cámara de Diputados —con 472 votos a favor, sin votos en contra ni abstenciones— la modificación al artículo 216 bis a la Ley General de Salud.

Ahí se estableció que “los aceites y las grasas comestibles, así como los alimentos y bebidas no alcohólicas, no podrán contener en su presentación de venta al público aceites parcialmente hidrogenados, conocidos como grasas trans, añadidos durante su elaboración industrial”.

Sin embargo, también estipula: “los alimentos, bebidas no alcohólicas, aceites y grasas no podrán exceder dos partes de ácidos grasos trans de producción industrial por cada cien partes del total de ácidos grasos—es decir, el 2%—”.

Dicha modificación salió publicada en el Diario Oficial de la Federación el 24 de marzo, donde se estipuló su entrada en vigor a los 180 días y que el Gobierno federal, es decir, la Secretaría de Salud, debía adecuar los “reglamentos y acuerdos que permitan proveer en la esfera administrativa lo previsto” en el decreto.

Revisa esto: La OMS recompensará a los países que cumplan con la eliminación de las grasas trans

Tips para mejorar la alimentación

La nutrióloga clínica Flor Álvarez recomienda una práctica sencilla para reducir el uso de aceite: ponerlo en un difusor, con lo cual se puede optimizar su uso y son relativamente baratos.

El uso de las botellas de aceite apachurrables, ya que esta práctica ayuda a dosificar de mejor manera las cantidades.

Preferir más grasas vegetales mono y poliinsaturadas.

Usar aceite de olivo en los alimentos, entre más extravirgen, mejor.

Consumo de semillas como pistache, cacahuates, pepitas, almendras.

Cifras relacionadas con las grasas trans

20 mil muertes prevenibles al año se calcula que causan las grasas trans en México.

2005 se empezó a impulsar la prohibición, pero se había detenido o congelado en las respectivas legislaturas.

3 países llevan delantera en la prohibición de aceites parcialmente hidrogenados y grasas trans: Canadá, Estados Unidos y Dinamarca.

Además: ¿Qué beneficios aporta a la salud el aceite de oliva?

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos