Nuevo León

Migrantes haitianos en Nuevo León suman unos 4 mil; 250 obtienen condición de refugiados

El fundador de Casa Monarca, el sacerdote Luis Eduardo Zavala de Alba, señaló que unos 250 tienen condición de refugiados tras realizar los trámites correspondientes ante la Comar

La presencia de migrantes haitianos ha crecido exponencialmente en Monterrey y su área metropolitana.

Aunque no existe un censo de cuántos han llegado a Nuevo León, de acuerdo con el padre Luis Eduardo Zavala de Alba, director de Casa Monarca, han arribado entre 3 mil 500 y 4 mil, en los últimos meses.

Aunque la gran mayoría permanecen como indocumentados, existen alrededor de unos 250 que ya tienen condición de refugiados.

“De la población haitiana han llegado entre 3 mil 500 y 4 mil, a nivel local. A nivel nacional estaban diciendo que ya son alrededor de 45 mil”, expuso.

Comentó que la mayoría están congregados en Casa Indi y de parte de Casa Monarca se les está ofreciendo ayuda para su regularización en este país.

“Son unos 250 los que han solicitado refugio ante la Comar (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados).

Indicó que a pesar de que su presencia es muy notoria, en realidad no se puede hablar de una “oleada” porque la situación todavía es manejable.

Sin embargo, dijo que es importante trabajar en políticas públicas para su atención y también en garantizar sus derechos humanos.

“Mucho ha sido la formación y capacitación de los cuerpos policiales en grupos vulnerables y migrantes porque a veces no saben ni siquiera que no es competencia de ellos”, dijo.

Mencionó que otros tienen legislaciones xenófobas como el criminalizar a los que están solicitando ayuda en la vía pública, además de que Monterrey discrimina a la población migrante y refugiada.

Jeannine, tiene 28 años y habla muy poco español; sin embargo, afirmó que ha sufrido de abusos desde que salió de su país natal, en busca del llamado “sueño americano”.

“Nos han golpeado”, alcanzó a expresar en su deficiente español.

Recientemente, el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, expresó en esta entidad que al salir de sus países de origen los migrantes caen en las manos del crimen organizado.

“Los criminales que están trayendo a los migrantes al corredor, donde sufren tanto, son las mismas organizaciones que cometen otros crímenes”, aseveró.

Sostuvo que son los mismos criminales que ponen a los migrantes en las caravanas.

Desde el Congreso, los diputados locales también han expresado su preocupación por el tema migratorio.

El diputado Mauro Guerra presentó un punto de acuerdo para solicitar al Instituto Nacional de Migración un censo de las personas que llegan a nuestro país con la intención de cruzar a Estados Unidos.

También solicitó que la Secretaría de Hacienda otorgue mayores recursos a las entidades que son paso de migrantes para programas de apoyo social.

El legislador panista advirtió que si la situación de los migrantes no se atiende se nos viene una crisis sin precedentes en el tema.

“El gobierno federal quiso servir de patio trasero a Estados Unidos y aceptó que entraran los migrantes sin ningún control, sin ninguna solución y hoy este problema nos llega a Nuevo León”, comentó.

Tags

Lo Último

Te recomendamos