Nuevo León

Irregular y a modo, el proyecto para nueva Constitución de Nuevo León, advierten activistas

De acuerdo con la activista, Liliana Flores Benavides, el mandatario del estado no respetó la ley porque no hubo diagnóstico, ni consulta

La reforma integral a la Constitución de Nuevo León fue presentada recientemente con todo el respaldo de la sociedad –según dijo el gobernador Samuel García–; sin embargo las voces en contra no se dejaron esperar, activista acusan que el mandatario no actuó conforme a la ley.

Exponen que no hubo representación de todos los sectores de la sociedad en el acompañamiento que requirió el jefe del ejecutivo estatal “para enriquecer el documento”.

También te puede interesar: ¡Adiós al cubrebocas! Nuevo León aprueba su eliminación en espacios abiertos

La activista Liliana Flores Benavides y el politólogo Eloy Garza ofrecieron su punto de vista a esta iniciativa, que daría vida a una nueva Carta Magna para Nuevo León, en caso de ser aprobada.

“Para hacer una nueva Constitución de entrada tiene que respetarse la ley. Una nueva Constitución se debe de hacer cuando ya no es operante para la sociedad, pero para llegar a esa conclusión, primero se tiene que hacer un diagnóstico; posterior a ese diagnóstico, tiene que ponerse a consideración de la sociedad”, dijo Benavides.

Carece NL de diagnóstico para nueva Constitución

Estableció que la idea es que la sociedad opine si es necesaria una nueva Carta Magna.

Señaló que esos son los procedimientos de ley, que no se están cumpliendo.

“Porque una nueva Constitución solo se hace cuando por ejemplo se va a hacer un nuevo estado, como fue el caso de la Ciudad de México o cuando hubo un proceso revolucionario que concluyó en un nuevo pacto”, explicó.

La otra es, agregó, que ya no le sirva a la sociedad, pero para eso se requiere un diagnóstico.

La presidenta del Colectivo Nosotros expuso que esta nueva Constitución de parte del gobernador no ha sido consultada, por lo que la sociedad no la conoce.

“La sociedad no son las cámaras y dos o tres intelectuales o académicos. La sociedad somos todos los ciudadanos y tenemos derecho a conocerla y opinar si se requiere o no”, mencionó.

Sin embargo, expuso que ya hasta está presentada en el Congreso.

¿Y el Congreso constituyente?

“Por otro lado, el gobernador se asume como constituyente y no es constituyente; o también se requiere un Congreso constituyente que sea designado expresamente para aprobar una nueva Constitución”, precisó.

Por su parte, Garza vio con “buenos ojos” una nueva Carta Magna que incluya temas como los derechos humanos, migración y cambio climático que no estaban vigentes hace 100 años.

“(La Constitución) no amerita solamente una cirugía estética o cosmética, necesita cambiar de fondo toda la Constitución, yo sí estoy de acuerdo que se haga de nuevo”, dijo.

No obstante, manifestó que muchos grupos no quedaron representados en su elaboración.

A diferencia de Benavides, Garza sostuvo que el Congreso sí está conformado como constituyente y puede crear una nueva Constitución.

“En el proceso del análisis y del estudio, el Congreso tiene que convocar pluralmente, inclusivamente a todos los sectores sociales y expertos en el tema”, agregó.

Mi crítica sería, apuntó, que muchos de los legisladores locales no están capacitados para este reto.

“Llegaron ahí por compromisos políticos, muchos por casualidad y no conocen el mínimo de hechura de leyes, ni son sensibles a los problemas sociales. No tienen vocación de legisladores; con un cuerpo de legisladores tan mediocre o lo abren a la opinión de los ciudadanos, de los expertos o van a volver a hacer otro Frankenstein, igual o peor”, puntualizó.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos