Gourmet

Vinos chilenos: descubre su irresistible sabor en el mercado mexicano

Excelencia de los vinos chilenos se abre camino en el mercado mexicano con la presentación de cuatro etiquetas Premium

Vinos Santa Rita

La diversidad endémica de Chile y su capacidad para producir vinos singulares han consolidado al país latinoamericano como un referente en la industria vitivinícola. Los vinos chilenos representan la tradición y el potencial de los terroirs más destacados.

También te puede interesar: Guía básica para iniciar en el mundo del vino

En esta ocasión, te presentamos una selección de los vinos más representativos de Chile. Con más de 140 años de experiencia vitivinícola, estos vinos son el legado y el futuro de la enología chilena.

1.- Cabernet Sauvignon

El Casa Real Reserva Especial es un ícono de Vinos Santa Rita, es el resultado de una combinación perfecta: el terroir excepcional de Alto Jahuel, la nobleza del Cabernet Sauvignon y una gran experiencia enológica, permitiendo que sea el orgullo de la vitivinicultura nacional.

Representa el desafío enológico de crear un Cabernet Sauvignon que fuera un fiel exponente de la mejor zona de Chile para esta variedad, el Valle del Maipo. La idea era que este vino fuera capaz de competir con los mejores vinos del mundo y que los llevara a un nuevo nivel de precisión y prestigio. Así, en 1989, nace el vino ícono de Santa Rita: Casa Real Reserva Especial.

La etiqueta de este vino está identificada con el patrimonio histórico de la viña. Es el grabado de la antigua casa patronal de su fundador, Domingo Fernández Concha, que hoy en día es el actual Hotel Casa Real. Tras 140 años de historia, esta imagen se mantiene intacta.

vinos chilenos

2.- Carménère

También te puede interesar: Tómate una copa de vino sin romper la dieta

En 1994, Chile redescubrió el Carménère, una variedad que se creía extinta durante casi dos siglos. En la actualidad, Pewën de Apalta, de Viña Santa Rita, se posiciona como el top. Es elaborado a partir de un pequeño bloque de viñedos de secano ubicado en el piedmont de Apalta, considerado como uno de los mejores valles vitivinícolas para la producción de Carménère en Chile. El vino, que refleja todo el potencial de la variedad, proviene de parras plantadas en 1938, una de las más antiguas que existen de esta cepa en el país. Es un vino maduro y elegante que busca posicionar a esta variedad entre las mejores del mundo.

Pewën de Apalta, encuentra su inspiración en la araucaria, un árbol nativo y sagrado de Chile que está presente en el centenario parque de Santa Rita.

La principal guía de vinos sudamericana Descorchados, escrita por el periodista Patricio Tapia, posicionó a Pewën de Apalta entre los mejores tintos de Chile y lo nombró como el mejor Carménère de Chile, otorgándole 97 puntos a su cosecha 2021.

3.- Triple C

La clásica mezcla bordelesa, pero con un toque único y local. Se elabora a partir de Cabernet Franc, una noble variedad altamente reconocida en todo el mundo, sumado al elegante Cabernet Sauvignon, una de las cepas más emblemáticas de Chile, proveniente del reconocido Alto Maipo.

Cuenta además con un toque local al agregarle a la mezcla un porcentaje de Carménère, lo que le otorga frescura y especias a un vino potente y estructurado.

Su etiqueta está inspirada en “La Primavera”, parte de las esculturas que conforman Las Cuatro Estaciones de la fundición francesa Val d’Osne, ubicadas dentro del centenario parque Santa Rita.

Durante 2019, Triple C fue reconocido como uno de los 100 mejores vinos del mundo por la revista Wine Enthusiast en su ranking “Top 100 Cellar Selection”, que destacó los principales vinos de guarda disponibles en el mercado.

vinos chilenos

4.- Floresta

Una mirada diferente a las variedades clásicas de Chile. Esta innovadora línea de vinos, destaca por su baja intervención enológica para conseguir la máxima expresión del terroir y demostrar la pureza de cada cepa. Su etiqueta muestra el laberinto del jardín de Doña Paula al interior de Viña Santa Rita, un lugar mágico repleto de flores y árboles centenarios.

Floresta Field Blend Blanco hace honor a la forma más antigua de elaboración de vino en Chile. Las uvas provienen de antiguos cuarteles de 1940 del mismo sector, en el corazón del Valle de Apalta, que mezclan diferentes variedades: Semillón, Sauvignon Vert, Moscatel, Torontel y Corinto. En el pasado, estas uvas se consumían frescas como uvas de mesa. Hoy, se ha elaborado con una mínima intervención y como si fuera un tinto, fermentado con sus hollejos.

En Desorchados 2023, su cosecha 2021 fue elegida como una de las mejores mezclas blancas del año.

Floresta Chardonnay proviene del Valle de Limarí, en el inicio del desierto de Atacama. Después de décadas de búsqueda del lugar preciso para esta variedad, Limarí logra expresar la elegancia y distinción de esta cepa por sus suelos formados por siglos a través de Los Andes, hasta el Océano Pacífico que se ubica a sólo 30 kilómetros de este campo.

Las uvas son cosechadas manualmente y son transferidas a la bodega durante la noche, lo que asegura una caída natural en la temperatura para un procesamiento a 10-12°C, así la fruta está fresca cuando entra a la fermentación.

Entre los reconocimientos obtenidos por la cosecha 2021 de este vino, destacan los 93 puntos de Vinous y los 92 puntos otorgados por James Suckling y Tim Atkin.

También te puede interesar: Vinos de uva Lancellotta, la nueva tendencia en los tintos

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos