Plus

¡No laves el pollo! Este es uno de los errores al cocinar que pueden enfermarte

Las consecuencias de no mantener una buena higiene en la cocina pueden llegar a ser mortales. ¿Sabes cómo puedes evitar enfermedades como la salmonela o el botulismo?

Riesgos por falta de higiene al cocina

En la agitada rutina de la cocina, es fácil cometer errores que pueden poner en riesgo tu salud. Mario Sánchez, conocido como Sefifood en redes sociales y técnico en alimentación, destaca la importancia de una correcta seguridad alimentaria para prevenir enfermedades graves, como la salmonela o el botulismo, una enfermedad rara, pero grave, causada por una toxina que ataca los nervios del cuerpo. Puede causar dificultad para respirar, parálisis muscular y hasta la muerte.

Riesgos por falta de higiene al cocina

Acciones preventivas

1. Lavar el pollo y utensilios de madera

Lavar el pollo puede propagar bacterias en lugar de eliminarlas. Además, el uso de utensilios de madera puede ser riesgoso, ya que absorben fácilmente los jugos de los alimentos, convirtiéndose en un caldo de cultivo para patógenos.

2. Almacenamiento de alimentos

Un error común es no refrigerar los alimentos después de cocinarlos. Sánchez enfatiza la importancia de guardar las sobras en el refrigerador lo antes posible, una vez que se hayan enfriado un poco.

Contrario a la creencia de que meter alimentos calientes en el refrigerador no los daña, pero sí es necesario esperar a que se enfríen un poco para evitar cambios bruscos de temperatura que podrían afectar la seguridad de otros alimentos en el refrigerador.

3. Riesgos de contaminación

Manipular huevos crudos o romperlos en la encimera puede aumentar el riesgo de salmonela, una bacteria que puede contaminar la cáscara de los huevos. Cocinar adecuadamente los alimentos, especialmente el pollo, es crucial para prevenir enfermedades como el síndrome de Guillain-Barré, causado por bacterias presentes en el pollo crudo.

Riesgos por falta de higiene al cocina

4. Botulismo y conservación de alimentos

El botulismo, causado por la bacteria Clostridium botulinum, es una enfermedad grave pero poco frecuente. Es fundamental seguir las instrucciones de conservación en los alimentos envasados para prevenir su aparición. Por ejemplo, no se debe dar miel a los niños pequeños debido al riesgo de contaminación con esporas de la bacteria.

5. Higiene personal

Lavarse las manos con jabón antes de manipular alimentos y después de usar el baño es esencial para prevenir la contaminación cruzada. El agua sola no elimina eficazmente las bacterias presentes en las manos.

Adoptar prácticas seguras en la cocina es fundamental para proteger tu salud y la de tus seres queridos. Mantener una adecuada higiene, almacenar los alimentos correctamente y cocinarlos de manera segura son pasos clave para disfrutar de una experiencia culinaria sin riesgos.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos