Tecnología

Error de Gmail le abre la puerta a delincuentes para robar tus datos

Para identificar qué remitentes son legítimos, Gmail utiliza su sistema de identificación de marcas con la que no solo verifica la identidad, sino que también exige una autenticación sólida

Error de Gmail permitió a ciberdelincuentes hacerse pasar por empresas conocidas y estafar a usuarios

Los ciberdelincuentes están abusando de un error de Gmail para utilizar la insignia azul de verificación y hacerse pasar por empresas verdaderas para estafar a los usuarios aprovechando la confianza que ofrece este distintivo.

Google implementó estas insignias de color azul en el mes de mayo con el fin de indicar que la marca remitente de un correo electrónico en su servicio de Gmail es legítima y no se trata de una suplantación para difundir spam o estafar a los usuarios.

Te recomendamos: WhatsApp trabaja para tener su aplicación nativa en iPad

Para identificar qué remitentes son legítimos Gmail utiliza su sistema de identificación de marcas (BIMI, por sus siglas en inglés). Con esta tecnología, no solo verifica la identidad de una organización, sino que también exige una autenticación sólida, para poder mostrar el logotipo de la marca como avatar en el correo.

Sin embargo, algunos actores maliciosos se están aprovechando de un error en esta funcionalidad de verificación y consiguieron utilizar la insignia azul para suplantar la identidad de organizaciones reales y engañar a los usuarios para estafarles o conseguir sus datos personales.

Así lo señaló el experto en ciberseguridad, Chris Plummer, a través de una publicación en Twitter, en la que comparte un caso personal de este fallo de Gmail. Según muestra, se trata de un correo falso de la compañía de transporte de paquetes UPS, en el que aparece tanto el icono de verificación azul como el avatar del logo de UPS.

Un error de Gmail permite a ciberdelincuentes utilizar la insignia azul para hacerse pasar estafar a usuarios

No obstante, se puede reconocer que es un remitente falso ya que la dirección de correo electrónico es sospechosa y no tiene ninguna relación con la empresa de transporte. “El remitente encontró una forma de engañar al sello autorizado de aprobación de Gmail”, sentencia el investigador de ciberseguridad.

Tras identificar este fallo, Chris Plummer trasladó el problema a Google quien, a primera vista no lo identificó como un error y, de hecho, lo calificó como un “comportamiento previsto”.

Sin embargo, tiempo después Google acabó reconociendo el problema alegando que “no parece ser una vulnerabilidad SPF genérica”, por lo que informó de que procederían a “observar más de cerca lo que está sucediendo”. En este sentido, el gigante tecnológico se disculpó por “la confusión” y agradeció el esfuerzo por reconocer esta vulnerabilidad.

Échale un ojo: ¡Cuidado! Mensaje de oferta laboral por WhatsApp podría ser estafa

Hasta que Google encuentre una solución para este fallo, se recomienda revisar la dirección del remitente y comprobar si se trata de una organización legítima.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos