Entretenimiento

Vicente Fernández: Cómo surgió la frase “Mientras no dejen de aplaudir, no dejaré de cantar”

Los conciertos de Vicente Fernández eran conocidos por llegar a durar varias horas, dependiendo de la disposición del intérprete y el ánimo del público presente.

Los conciertos de Vicente Fernández eran conocidos por llegar a durar varias horas, dependiendo de la disposición del intérprete y el ánimo del público presente.

Cada una de las presentaciones de Vicente Fernández era totalizada por una infinidad de canciones. No había limites, el público decidía y Chente sabía escuchar a su fanaticada.

También te puede interesar:

El último adiós de El Rey

“Enséñales cómo armar un buen palenque allá arriba”, el mensaje de Alejandro Fernández a su padre

Durante horas, y dependiendo de la disposición del intérprete y el ánimo del público presente, iniciaba otro tema más y fue así como en un palenque, en la década de los 70′s, surgió una de las frases más características del intérprete de ‘Mujeres Divinas’ que no es otra que: “Mientras no dejen de aplaudir, no dejaré de cantar”.

El cantante dijo que se le ocurrió un día en un palenque de León, Guanajuato. Actividades en las que solo se interpretaban tres o cuatro canciones, pero muchas veces los asistentes acudían solo para ver al artista y no las peleas de gallos. A Chente le pidieron que se bajara, pero el público decidió que no.

“Aquella vez yo cantaba la cuarta canción y el empresario me pidió que me bajara del escenario. Corté y le dije al público: “‘Señores, él es el empresario y me está pidiendo que ya no cante. ¿Ustedes qué opinan? Porque mientras ustedes no dejen de aplaudir, Chente no deja de cantar’. Así nació y se volvió mi grito de batalla. Ahora canto tres horas y a veces hasta más”, confesó en vida el cantante para la revista TVyNovelas.

Así es el rancho de ‘Los 3 Potrillos’, lugar donde descansará Vicente Fernández

El rancho de ‘Los 3 Potrillos’ está ubicada en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco que construido en honor a los hijos del ‘Charro de Huentitán’. Vicente, Gerardo y Alejandro son los hijos que inspiraron al fallecido cantante Vicente Fernández para crear esta inmensa propiedad en el año 1980 que posee más de 500 hectáreas. Y será precisamente ese lugar en el que se le dará descanso eterno al ‘Charro de Huentitán’, de acuerdo con información dada por la familia Fernández Abarca.

El emblemático rancho fue el hogar de Vicente Fernández, y hasta hace poco se encontraba abierto al público para que lo visitarán por sus grandes caballerizas, criaderos para caballos miniatura, conejos, un lienzo charro, una alberca en forma de guitarra, así como un restaurante abierto al público, en el que se ofrece música en vivo, y una tienda oficial de recuerdos emblemáticos del intérprete de “Me Voy A Quitar De En Medio”.

Pese a que la entrada al lugar es gratuita el ingreso a la casa de los Fernández no es posible, debido a medidas de seguridad. “Disfruto mucho de mi rancho, de mi familia y mi gente. No hay nada como respetar la vida y recibir sus frutos a cambio. #chentesiguesiendoelrey”.

El lugar sin dudas fue el escenario de recuerdos emblemáticos junto a cada una de las celebraciones familiares que se vivieron en ella y que forman parte de cada uno de los Fernández.

Tags

Lo Último

Te recomendamos