Entretenimiento

Natalia Esperón compartió el difícil momento que pasó cuando perdió a su bebé

La actriz esperaba trillizos, sin embargo uno de ellos no sobrevivió.

Natalia Esperón regresó a las pantallas después de diez años de ausencia gracias a la nueva producción Corazón guerrero, no obstante, en una reciente entrevista la actriz abrió su corazón para compartir un momento difícil de su vida.

La artista se casó con Pepe Bastón en 1995 cuando tenía 20 años, poco tiempo después dio a luz a su primera hija, que lleva su mismo nombre, Natalia. Luego de esto, la pareja intentó sin éxito tener más hijos.

Hasta que en el 2003 luego de varios tratamientos, Natalia Esperón quedó embarazada de trillizos. No obstante, el 17 de noviembre de ese año, un helicóptero la llevó de emergencia desde su casa al hospital.

Tristemente uno de los trillizos que estaba esperando, no sobrevivió. A pesar de eso, la actriz decidió darle el nombre de Sebastián. Y a sus hermanos los llamó Mariana y José Antonio.

Natalia Esperón tuvo depresión post parto que la alejó del mundo del espectáculo

Después de pasar por la traumática experiencia de un parto complicado y perder a uno de sus pequeños, se anunció el fin de su matrimonio, lo que llevó a que Natalia Esperón cayera mucho más en la fuerte depresión en la que estaba inmersa.

Debido a eso, se mantuvo alejada del mundo artístico y se la pasó yendo a diferentes tipos de terapias psicológicas para poder superar la depresión y finalmente afrontar la muerte de su hijo y su divorcio.

“Traía muchas cosas que yo no había sanado y que no me había dado cuenta. Esas cosas luego te impiden muchísimo poder disfrutar, poder relacionarte”, comentó la actriz, además compartió que tuvo depresión postparto.

“Nadie me ayudaba de la manera en que yo necesitaba, todo mundo me ayudaba desde la manera que ellos pensaban que me podían ayudar y no fue afortunada. Entonces, quedaron muchas cosas que no se habían sanado y era una bomba de tiempo. Yo estaba muy triste, traía una tristeza que no entendía, no disfrutaba las cosas”, expresó Natalia Esperón.

Hasta que finalmente comprendió, luego de tanta terapia, que no había tenido tiempo de vivir su duelo y por ello le costaba tanto seguir con su vida.

“El duelo hay que vivirlo, es un proceso, no te puedes brincar las fases, lo tienes que vivir, pero nadie nos enseña, nadie nos platica de la muerte. Tenía que cuidar a otros chiquitos, entonces yo me imaginaba a mi chiquito, yo vivía con tres bebés, y eso no estaba bien”, dijo la actriz.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos