Virales

¡Ya es millonaria! Mormona deja la religión para abrir cuenta en OnlyFans

La también madre de familia tiene más de 100 mil seguidores en Instagram

Especial

Tras la pandemia, OnlyFans logró posicionarse como uno de los sitios más usados para la compra y venta de imágenes y videos exclusivos. Pese a no ser solo material íntimo, la gran mayoría de creadores de contenido son mujeres que modelan y muestran sus cuerpos a las personas que paguen una suscripción mensual.

Te recomendamos: Ella es la fotógrafa oficial de Karely Ruiz que ‘dispara belleza’

Los internautas comienzan a normalizar estos trabajos y dejan de juzgar la venta de todo lo que implica, sin embargo, en las últimas horas se comenzó a popularizar la historia de Holly Jane, quien dejó de ser mormona para convertirse en modelo de OnlyFans y ganar una gran cantidad de dinero.

En entrevista con medios locales, la mujer religiosa aseguró que en un inició nadie sabía de su gran secreto. Pese a ir en contra de los ‘principios’ de su creencia, la mujer de 39 años confesó que disfrutaba realizar las sesiones donde mostraba su ‘gran físico’. Holly temía ser expulsada de su iglesia.

Después de ser descubierta, sucedió lo inevitable y Jane fue desconocida por sus compañeros de fe, mas miles de internautas apoyaron a la madre de familia y comenzaron a difundir el OnlyFans para que la modelo consiguiera más suscriptores.

Sigue leyendo: Modelo de OnlyFans pide a sus vecinos que no filtren su ‘pack’: “No me dañen el negocio”

Holly aseguró, al portal antes citado, que no dejará de crear contenido en Onlyfans ya que gana hasta 730 mil pesos mensuales, unos ocho millones 760 mil pesos anuales.

La creadora de contenido muestras, mediante su cuenta de Instagram, algunos videos que muestran un poco de lo que los admiradores más fieles podrán ver en OnlyFans, donde tiene más de dos mil fotos y videos, solo es necesario pagar tres dólares mensuales y encontrar “un lado muy travieso y un deseo sexual muy alto”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos