Jalisco

Bar atacado con bombas molotov fue clausurado por el ayuntamiento de Guadalajara

El municipio no clausuró por un hecho relacionado al atentado, sino porque no contaban con licencia vigente y además excedían el ruido permitido

A un costado del bar Catalinos se ubica el Bar Kokos que en septiembre pasado fue escenario de un incidente que dejó dos personas fallecidas en un tiroteo.

Elementos de la Dirección de Inspección y Vigilancia del ayuntamiento de Guadalajara realizaron la clausura del bar ubicado en la calle López Cotilla a su cruce con la calle Marsella donde el pasado lunes se lanzaron dos bombas molotov.

La clausura en realidad no obedece a este atentado, sino a violaciones a los reglamentos, pues el negocio además de no contar con licencia estaba violando las disposiciones en materia de ruido.

Anoche vecinos de la colonia Americana denunciaron que este bar violaba los decibeles permitidos por la ley y acudió personal de Inspección del ayuntamiento tapatío quiénes después de revisar la documentación detectaron que el establecimiento operaba fuera de norma.

El pasado lunes, el local fue atacado con dos bombas molotov, incidente que no deja personas lesionadas.

El negocio además de violar la norma en materia de sonido no contaba con permiso de operación.

El bar Catalinas se ubica a un costado del bar Koko. El pasado lunes por la noche sujetos en una motocicleta lanzaron dos artefactos incendiarios en contra de los locales que comparten fachada.

Debido a que el bar Catalinas cuenta con una malla que cubre el negocio, la bomba molotov rebotó y terminó quemándose sobre la banqueta.

Como se trataba de un lunes, el negocio se encontraba cerrado y solo había dos personas en el interior, por lo que no se reportaron personas lesionadas.

Cabe señalar que a un costado, en el bar Koko, a mediados de septiembre pasado se registró un altercado que derivó en una gresca callejera y donde tres jóvenes fueron atacados a balazos. Dos de ellos murieron y una más resultó lesionada de consideración.

A decir del presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus, el bar que fue agredido el lunes, los dueños no reportaron que hubieran sido víctimas de alguna amenaza o cobro de derecho de piso, sin embargo el edil señaló que este sitio ya contaba con varios reportes desde el pasado por diversas anomalías.

Tags

Lo Último


Te recomendamos