logo
Lino obtuvo su pase al ocupar el lugar 27 en el ranking olímpico. / MexsportLino obtuvo su pase al ocupar el lugar 27 en el ranking olímpico.  / Mexsport
Deportes 22/07/2021

Lino Muñoz: “Llego más maduro a Tokio 2020 que hace cinco años”

El jugador de bádminton, Lino Muñoz, habló con Publisport sobre lo que espera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Lino Muñoz es un histórico atleta en México al ser el primero que representa a nuestro país en unos Juegos Olímpicos en bádminton. Ahora en Tokio 2020 disputará su segunda justa veraniega en la que espera trascender.

CONSEJOS PARA EVITAR EL PIE DE ATLETA

CÓMO ADQUIRIR TU PIZARRÓN INTERACTIVO SURFACE HUB2S

En entrevista con Publisport, el capitalino compartió que le costó trabajo regresar a la actividad después de la pausa forzada provocada por la pandemia del coronavirus por las lesiones que sufrió pero que ahora que está recuperado disputará los Juegos con una mejor ventaja ya que tiene la experiencia adquirida en Río 2016.

Muñoz Mandujano, quien juega en ligas de Hamburgo, Alemania, y Dinamarca, señaló que si bien sueña con colgarse una medalla, su primer objetivo es estar entre los mejores 16 del mundo.

Futbolista destacada recibe ollas como premio y los aficionados explotan

Jesús Corona se pierde el inicio del torneo con Cruz Azul por fractura

¿Cómo iniciaste en el bádminton?

— Empecé jugando en el Centro Deportivo Chapultepec. Estaba practicando varios deportes, como a los 8 años, y subí a las canchas de bádminton donde vi a muchos niños jugando, divirtiéndose. Eso fue lo que me cautivó, que me atrajo. Entonces le pedí a mis padres que me compraran una raqueta y al día siguiente empecé a jugar. Entre los 13 o 14 años hice el bádminton mi vida.

¿Qué representa para ti ser el primer mexicano en representar al país en bádminton, en unos J.O.?
— Es una sensación muy bonita. Contento de haber conseguido ese objetivo. Para ser muy sincero, si ser el primero o el último me tiene un poco sin cuidado, porque yo lo que quería era clasificar a los Juegos. Que se me haya dado la oportunidad de clasificar y ser el primero, pues obviamente lo tomo, es algo que estará en los libros, ser el primer varón; sin embargo, no es algo en lo que gira mi carrera. Pero sí estoy muy contento de ser el primer varón y de ser el primer mexicano en clasificar en bádminton a dos juegos de manera consecutiva.

¿Cómo te sientes de participar en Tokio 2020?
— Estoy muy contento en la forma en la que clasifiqué en comparación de hace cinco años, que fue de último momento. Ahora clasificar de una mejor forma me llenó de alegría y hay un cambio en mí, tanto en lo físico como en lo mental.

¿Cómo fue regresar a la actividad tras la pandemia?
— Fue difícil, cuando se dio el parón por el covid, estuve cinco meses fuera de poder agarrar una raqueta, de estar en una cancha y al momento de que quiero regresar mi cuerpo no estaba aclimatado con las condiciones ideales para entrenar en la manera que lo iba haciendo. Lo debí haber hecho poco a poco y creo que esa ansiedad de regresar lo más pronto posible hizo que me lesionara bastante, algo que era poco usual en mí. Pero esto de la pandemia me afectó en ese aspecto. Me lesioné de varias partes, los hombros, la pantorrilla, la rodilla.

Mexsport

¿Qué esperas de estos Juegos Olímpicos?
— Los Juegos Olímpicos conlleva todo, es una mezcla de muchas cosas. Tanto los atletas, como los voluntarios y el público hacen los juegos. Esa gente que está en la tribuna alentando a los competidores hace que la atmósfera sea única, la grada es una parte súper importante de lo que es el evento. Ahora, que por temas de pandemia, mermará mucho la atmósfera que no estén. Tienes que adecuarte a las situaciones y el que mejor lo haga será el vencedor. El que haya sido más inteligente a la hora de entrenar durante la pandemia, el que se haya cuidado más, será el que tenga más ventajas.

¿Quiénes son los rivales más duros y cuál es tu objetivo principal?
— Las medallas se reparten entre cinco países. China, la gran potencia, Japón, Malasia, Corea y Dinamarca. Esos son los países que van por las medallas. Mi objetivo principal es estar entre los primeros 16 del mundo, pasar de la fase de grupos y de ahí ir partido a partido. Será complicado pero para eso entrenamos.

¿Cómo consideras que has evolucionado de Río a Tokio?
— Creo que llego más maduro, mejor -quizás no físicamente – pero sí mentalmente, ya he estado en esta justa lo cual me da un poco más de tranquilidad al momento de meterme en la cancha. Creo que estoy tranquilo por ese lado, ya viví unos Juegos, fue mi debut. Y ahora tener esta oportunidad de nuevo para hacer mejor las cosas me da mucha emoción. El estrés, el miedo, los nervios siempre los va a haber pero no van a ser unos nervios que me paralizan sino que me darán más adrenalina porque ya he estado en ese escenario. Obviamente en el momento de jugar se verá, pero creo que estoy mejor preparado ahora.