Mujeres pierden carrera salarial y derecho a pensionarse

Al cumplir 29 años de edad, el salario de las mujeres comienza a rezagarse; seis de cada 10 pierde su pensión por trabajar en la informalidad

Por Mario Mendoza

En México, las mujeres pierden la posibilidad de igualar o superar el salario de los hombres después de los 30 años de edad.

Y al acercarse a los 50 años, su sueldo promedio ya perdió una cuarta parte respecto al de ellos; lo cual limita las posibilidades de que ellas incrementen su ahorro para el retiro y alcancen pensiones altas.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) informó que, de acuerdo al nivel de cotización y los registros del IMSS, el salario de los hombres y mujeres tienen un comportamiento similar y creciente al inicio de su carrera laboral.

“Pero cuando están cerca de los 29 años de dad, comienzan a separarse; hasta que a los 47 años, el ingreso de los hombres es 24% superior al de las mujeres”, indicó.

A través del estudio La Equidad de Género en Pensiones, señaló que en este último rango de edad el ingreso laboral de ellos alcanza un promedio máximo de 13 mil 169.95 pesos.

Mientras que las mujeres apenas llega a una media de 10 mil 617 pesos; lo que demuestra una situación de precariedad salarial determinada por el género.

Y aunque a partir de los 47 años el nivel salarial de ambos declina, al momento del retiro laboral ellas  apenas alcanzan una media que supera ocho mil pesos; contra un nivel superior a 10 mil pesos para ellos.

Mujeres, informalidad y bajos salarios

Al hacer un desglose por tipo empleo, el estudio de la Consar advierte que “cerca de 60% de las mujeres se desarrolla en actividades ubicadas en el sector informal; contra 56.9% de los hombres.

“Adicionalmente, se observa que 60% de ellas se concreta en niveles salariales bajos; de hasta tres salarios mínimos; contra una proporción de 54% de hombres en la misma situación”, refirió.

En contraste, los varones que ganan entre cuatro y cinco salarios mínimos alcanza hasta 19%, contra 18% de las mujeres; mientras que en el rango de más de cinco salarios las proporción alcanza 27% para ellos y 22% para ellas.

De tal suerte que dichas diferencias, se traducen en una diferencia muy marcada entre las aportaciones que realizan mujeres y hombres para su retiro; y un sesgo de género que advierte que 60% de ellas no tiene derecho a una pensión, porque trabaja en el sector informal.

Pero si además se considera, que la esperanza de vida para las muejres es de 79.8 años y 75 años en los hombres; las diferencias de ingreso y pensiones se traduce en una vejez de precariedad económica.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Loading...
Revisa el siguiente artículo