OCDE recorta pronóstico de crecimiento para México en 2018 y 2019

Las tensiones comerciales, la volatilidad financiera y los riesgos políticos “podrían socavar el crecimiento a mediano largo plazo, advirtió la OCDE

Por Mario Mendoza

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó su pronóstico de crecimiento de México para 2018 y 2019; debido a las tensiones comerciales y las restricciones financieras que afectan a los mercados.

Indicó que la economía del país apenas crecerá 2.2% del Producto Interno Bruto al cierre de 2018; tasa que está por debajo del 2.5% previsto en mayo pasado, cuando publicó su último informe de Perspectivas Económicas.

Mientras que para 2019, apuntó el organismo internacional, la expansión del PIB mexicano alcanzará una cifra de 2.5%; tres décimas menos respecto al nivel de 2.8% referido en su reporte anterior.

"México necesita tasas de crecimiento anual de 5% a6% del PIB; para crear un millón de empleos por año e impulsar el desarrollo de la población", señaló Abraham Vergara, coordinador de la licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la IBERO.

Tales cifras están en línea con la serie de recortes al crecimiento esperado para México, que aplicaron en las ultimas semanas los analistas del sector privado, el Banco de México (Banxico), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En sus expectativas –publicadas en agosto– dichos sectores y organismos anticiparon que la economía mexicana crecerá menos de lo previsto; con tasas de 2% a 2.6% como máximo para 2018; y de 1.8 a 2.8% del PIB en 2019.

Tensiones comerciales frenan crecimiento: OCDE

A través de una reporte publicado este jueves, la OCDE explicó que el recorte en las perspectivas de crecimiento de México ocurre en medio de una serie de tensiones comerciales y financieras que afectan a todo el mundo.

Advirtió que la expansión económica global “parece haber llegado a su punto máximo”; lo cual anticipa riesgos para el desarrollo, la creación de empleos y los planes de inversión; cuyos efectos golpean a economías desarrolladas y emergentes, como la mexicana.

“Las perspectivas de crecimiento económico ahora son ligeramente menos favorables, en general, de lo que se había previsto en mayo, cuando la OCDE publicó sus últimas Perspectivas Económicas.

“El aumento en las tensiones comerciales, las restrictivas condiciones financieras en los mercados emergentes y los riesgos políticos podrían socavar un crecimiento sólido y sostenible a mediano plazo en todo el mundo” alertó el organismo internacional.

Frente a este contexto, apuntó la OCDE, la economía mundial alcanzará una tasa  de 3.7%, tanto en 2018 como en 2019; con diferencias cada vez más grandes entre los países. Y ello contrasta con la expansión general observada en la última parte de 2017 y a principios de este año.

“La confianza se ha debilitado, el comercio y crecimiento de la inversión han sido más lentos. Además el crecimiento salarial se ha mantenido moderado en la mayoría de los países” puntualizó.

Recortes al PIB mexicano

Los pronósticos del PIB mexicano registraron los siguientes recortes:

  • Analistas del Sector Privado: de 2.25 a 2.14% en 2018; y de 2.17% a 2.16% en 2019.
  • Banco de México: de un rango de entre 2% y 3% a otro de entre 2% y 2.6% en 2018; y de un intervalo de 2.2% a 3.2%, a uno más bajo de 1.8 a 2.8% en 2019.
  • FMI: de 3% a 2.7% en 2019; para 2018 mantuvo la tasa en 2.3%.
  • Cepal: de 2.3 a 2.2% en 2018. 

Agricultura, industria y servicios en cifras

Pocos empleos, inflación y menos ingreso en 2019

En 2019 la economía de las familias mexicanas será afectada por una en baja la creación de empleos formales, inflación –o encarecimiento de precios– y un menor ingreso, alertó Raymundo Tenorio Aguilar, director de la carrera de Economía del Tecnológico de Monterrey.

La OCDE recortó su pronóstico de crecimiento de México para 2019, ¿cómo afecta esto a las familias?

– Los ajustes al crecimiento significan menores ingresos para las familias y menor consumo; debido a que la economía del país genera menos riqueza. Y aunque el PIB no dejará de crecer, esto se traduce en menos oportunidades de empleo.

¿Y si sumamos los efectos de la inflación?

Al final de 2018 la inflación alcanzará 4.7% y en 2019 bajará a 4.1%, lo que aunado a los efectos del menor crecimiento, anticipa menos consumo: menos viajes, menos electrodomésticos y menos productos básicos y de consumo general. Y esto es producto de una pérdida en el poder adquisitivo, que –esperemos– se compensado por aumentos al salario general durante el año próximo.

¿Qué deben hacer las familias para enfrentar tal situación?    

– Las familias no deben adquirir más deudas y moderar el uso del crédito durante el fin de año; deben administrar mejor sus recursos y establecer prioridades en su presupuesto.

Desde su análisis, ¿cuánto crecerá la economía mexicana en 2018 y 2019?

– En 2018 crecerá 1.9% del PIB y en 2019, durante el primer año de gobierno de AMLO llegará a 1.7%; y eso alcanza para crear 615 mil empleos formales, que representan una cifra menor frente a los 800 mil puestos que se estiman para este año.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo