10 formas de ahorrar gasolina al conducir

Viajar a velocidad constante, evitar acelerones, vaciar la cajuela y moderar el uso del aire acondicionado ahorra hasta 30% de gasolina

Por Mario Mendoza

Ahorrar gasolina es una prioridad para millones de automovilistas en México; sin embargo, pocos logran tal objetivo, debido a sus hábitos de manejo y el desconocimiento de ciertos puntos clave para el funcionamiento óptimo de la unidad.  

Un estudio de Carmatch.mx, un sitio especializado en la compraventa de seminuevos, reveló que las familias destinan un promedio de 14.4% de sus ingresos en la adquisición, mantenimiento, accesorios y compra del combustible de su coche.

Indicó que, en términos prácticos, los gastos asociados a dichos puntos van desde mil hasta 29 mil pesos mensuales; montos que se ajustan o se incrementan de acuerdo a la marca, modelo, capacidad y forma de compra o pago de cada rubro.

Explicó que, de acuerdo a las cifras más recientes de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), los malos hábitos al conducir y falta de mantenimiento de los autos provocan el  despilfarro de hasta 30% de la gasolina.

Y ello, significa que por cada mil pesos destinados a la compra del energético, hasta 300 pesos se desperdician a través de cambios abruptos de velocidad, abuso del aire acondicionado y frenado intempestivo; así como por la falta de mantenimiento y afinación periódica del auto.  

Precios de la gasolina

Cómo ahorrar gasolina

Para enfrentar la situación descrita y ahorrar entre 10% y 30% de la gasolina que pones al tanque de tu automóvil, Carmatch.mx te propone  el siguiente decálogo:   

1. No calientes el motor

Contrario a lo que muchos recomiendan, prender el auto y dejarlo calentar por un minuto eleva el consumo de gasolina e, incluso, provoca el desgaste prematuro de la máquina o de otros componentes como bujías e inyectores.

La forma correcta de llevar acabo este proceso es avanzar lento al principio y aumentar la velocidad de forma gradual hasta que la temperatura se estabilice; y entonces sí demandar toda la potencia necesaria.

2. No pises a fondo el acelerador

Hacerlo aumenta hasta cuatro veces el consumo de gasolina; por lo que debes evitarlo en la medida de lo posible. Por el contrario, pisa el pedal con suavidad para realizar un avance gradual.

Cada vez que estés en un semáforo y aceleres de manera intempestiva, recuerda que si un recorrido habitual te cuesta 100 pesos de gasolina; con dicha práctica podrías pagar hasta 400 pesos.

3. Frena lento

De igual forma que acelerar rápido consume más energía, frenar de la misma manera tiene un efecto análogo; por lo que eliminar dicha costumbre puede ahorrarte muchos pesos.

Mantén una distancia razonable con el coche de enfrente, para tener tiempo suficiente y detenerte con suavidad. También debes observar el flujo de coches a larga distancia; con el fin de anticiparte a todas las paradas.   

4. Anticipa las pendientes

Cuando te acerques a una subida, acelera gradualmente antes de entrar a la inclinación; si no lo haces, tendrás que acelerar con mucha más fuerza en la pendiente para poder contrarrestar la fuerza de gravedad.

Cuando lo haces correctamente, entras con mayor velocidad y la resistencia del auto se reduce conforme avanzas. Si ya estás en la inclinación, no aceleres; simplemente cambia a una velocidad más abajo y cuando termine la pendiente, acelera de nuevo.

5. Cambia de velocidad

En los autos con transmisión manual, las velocidades bajas están diseñadas para lograr un alto empuje y una buena aceleración; por lo que estarás exigiendo más al motor y, por consiguiente, gastando más gasolina.

La cuarta, quinta, y sexta velocidad, son posiciones que ahorrarán gasolina a diferencia de las primeras tres. Aun en los 60 kilómetros por hora, puedes dejar tu vehículo en cuarta o incluso en quinta velocidad.

6. Aprovecha la aerodinámica

Cuando el catálogo o ficha  del vehículo señala que está diseñado aerodinámicamente, quiere decir que su carrocería está pensada para cortar mejor el aire; y así circular sin tanta presión al frente y lograr velocidades superiores.

Entre menos fuerza se oponga a la marcha, menor es la potencia que necesitas; y por consiguiente tendrás un mayor rendimiento de combustible.

Recuerda que viajar con las ventanas abiertas en carretera es uno de los factores que más afectan la aerodinámica; ya que esto aumenta su resistencia al aire.

7. Vacía la cajuela

Entre más pese un vehículo, mayor será la potencia –ya sea de torque o caballaje– que tiene que usar el vehículo para moverse. Por cada 50 kilos de peso extra que movilices en tu coche, el gasto de combustible se incrementa 2%.

8. Modera el uso del aire acondicionado

Cuando prendes el sistema de aire, aumentas hasta 10% el consumo de gasolina. Aunque a veces es inevitable usarlo, echa mano de esta herramienta cuando verdaderamente la necesites.

Aunque al viajar en carretera tendrás que valerte del aire acondicionado para favorecer la aerodinámica; en ciudad puedes suplirlo bajando las ventanillas, para refrescar el interior. 

9. Evita altas velocidades

Un coche gasta 20% más gasolina cuando viaja a 110 kilómetros por hora que cuando lo hace a 90 kilómetros. En ciudad no es común que llegues a velocidades superiores a las mencionadas.

Sin embargo, cuando esto último sucede, es por tramos cortos y eventualmente tienes que frenar para reducir la velocidad y ajustarte a los límites establecidos.

10. Aprovecha la velocidad crucero 

Contrario a lo que sucede en la metrópoli, en la carretera las altas velocidades son una obligación más que una preferencia; el secreto radica en la constancia más que en la fuerza al acelerar o frenar.

La velocidad crucero es un sistema inteligente que viene integrado en autos de gamas cada vez más bajas, y está diseñado para mantener la velocidad según la asignemos.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Mejora tu calificación del Buró de Crédito en cinco pasos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo