Pleito por NAIM costará a México 301 mdd anuales en puros intereses

Dicha cantidad deberá ser pagada mientras no se resuelva y se liquide la total de los bonos emitidos para financiar la construcción del NAIM

Por Mario Mendoza / @SoyMrMoney

Los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional del México (NAIM) tienen un costo de 301 millones de dólares anuales; por concepto de los intereses asociados a las cuatro series de pagarés que se emitieron para financiar el proyecto en Texcoco.

Tal cantidad –equivalente a seis mil 20 millones de pesos– serían suficientes para costear la inversión inicial –de seis mil millones de pesos– que la administración de AMLO destinará para la construcción del Tren Maya, en 2019.

Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía del Tec de Monterrey, explicó que mientras no se resuelvan las diferencias financieras desatadas por la eventual cancelación del NAIM, el país estaría obligado a cumplir con dicho pago.

O bien, apuntó, enfrentar una serie de demandas a nivel internacional, donde las prácticas globales obligarían al gobierno mexicano a reponer los seis mil millones de dólares invertidos por los bonistas; más una indemnización de, por lo menos, 20%. Ello, independientemente del plan de recompra de bonos, por mil 800 millones de pesos, instrumentado por el gobierno federal, el 11 de diciembre pasado.

Explicó que para poner fin al NAIM –de inmediato– como pretende la nueva administración, México tendría que pagar –en las próximas semanas o meses– un total de siete mil 200 millones de dólares; equivalentes a 144 mil millones de pesos para liquidar totalmente la obra en Texcoco.

“Los bonos colocados para la construcción del NAIM, serían pagados por Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) de la misma terminal; pero ahora –de acuerdo al plan de AMLO– serían liquidados por el TUA del actual aeropuerto de la Ciudad de México”, reporta la SHCP.

“Lo anterior, por la reposición de los seis mil millones de dólares invertidos por los tenedores de bonos; más mil 200 millones de dólares; por concepto de indemnizaciones –al 20%– del capital comprometido.

“Por esto último, el plan de recompra de bonos del gobierno, por mil 800 millones de dólares, ha sido rechazado en dos ocasiones; porque ofrecen una indemnización raquítica de 10 dólares por cada mil dólares invertidos y, ante ello, las demandas son un riesgo latente”, apuntó.

Sin pagos no hay cancelación del NAIM

NAIM-2 Cuartoscuro

En una entrevista con Publimetro, el directivo del Tec de Monterrey explicó que mientras no se liquiden todos los contratos, el monto total de los bonos –no sólo los incluidos en el plan de recompra del gobierno– y las indemnizaciones correspondientes, la administración de López Obrador debe pagar los intereses comprometidos.

Señaló que los bonos para el financiamiento del NAIM están divididos en cuatro series, a plazos de 10 a 30 años, con tasas de 3.8% a 5.50% anual; cuyo costo alcanza 301 millones de dólares anuales, equivalentes a seis mil 20 millones de pesos, a un tipo de cambio de 20 pesos por dólar.

Además, advirtió Tenorio Aguilar, el gobierno no puede detener los trabajos en el aeropuerto en Texcoco; porque al hacerlo se activan las cláusulas de incumplimiento establecidas en los contratos firmados con los bonistas y, por consiguiente, las demandas a nivel global.

“Por eso tienen que seguir construyendo el NAIM; soldando unos tubos, acarreando herramientas y poniendo unas varillas… Porque, de acuerdo a las cláusulas, si dejan de simular que están construyendo, se activan los términos de incumplimiento”, dijo.

Daños y soluciones del NAIM

NAIM-1 Cuartoscuro

Al referirse a los daños que ocasiona la falta de acuerdos con los bonistas, el director de las carreras de Economía del Tec indicó que además de los intereses, de la reposición del capital y la indemnización, México y sus empresas deberán pagar intereses más caros si quieren conseguir nuevos créditos en los mercados internacionales, “porque no se cumplen los acuerdos”.

Ello, alertó, sin contar que los inversionistas no querrán participar o impondrán tasas muy costosas para apoyar proyectos con otras instancias del gobierno mexicano como la CFE, Pemex o la SCT;  lo que se traduce en menor crecimiento a diferentes niveles de la economía.

“Y, aunque parezca muy lejano a la población, todo ello implica mayores costos para las empresas; financiamiento caro, altibajos en el precios del dólar, aplazamiento de inversiones y menos empleos. Lo que al final nos pegan a todos”, apuntó.

Ante tal panorama, Tenorio Aguilar, señaló que el gobierno de López Obrador tiene tres posibles soluciones: primera dar marcha atrás y reactivar el proyecto original de construcción del NAIM; dos, endeudar país para pagar más de siete mil millones de dólares –o 144 mil millones de pesos– en capital e indemnizaciones.

Y, tercero, subrayó, optar por la concesión de aeropuerto de Texcoco; lo cual “sería la solución más viable ante el rechazo de los bonistas.  "Ellos –los bonistas– no van a ceder; van a presionar hasta que les paguen por los rendimientos comprometidos a 10 o 30 años”.

Bonos del NAIM a detalle

dólares Getty Images

De acuerdo a los reportes del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, entidad encargada del proyecto de construcción del NAIM, los bonos –por seis mil millones de dólares– para el financiamiento del proyecto, se dividen en cuatro series:

  • Primera serie: mil millones de dólares, a 10 años, con una tasa de interés anual de 4.25%.
  • Segunda serie: mil millones de dólares, a 30 años, con una tasa de interés de 5.50% anual.
  • Tercera serie: mil millones de dólares, a 10 años, con una tasa de interés anual de 3.875%.
  • Cuarta serie: tres mil millones de dólares, a 30 años; con una tasa de interés de 5.50% anual.

TAMBIÉN PUEDES LEER

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo