México ya está en recesión económica

PIB de México decreció 0.4% entre julio y septiembre, su primera caída desde la crisis de 2009; lo que traerá desempleo, menos ingresos y una eventual alza de precios

Por Mario Mendoza Rojas / @SoyMrMoney

La economía de México ya está en recesión y cerrará 2019 con decrecimiento de 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB); cuyo impacto traerá la pérdida o cancelación de 350 mil empleos formales y un deterioro en el ingreso de las familias.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, explicó que tal escenario se desprende de las cifras oportunas del PIB, que publicó el Inegi este miércoles; y del ciclo negativo que registra la actividad productiva desde marzo pasado.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la economía nacional, medida a través del Producto Interno Bruto (PIB), tuvo una contracción anual de 0.4% al cierre del tercer trimestre del año, con cifras desestacionalizadas; la primera desde la crisis de 2009.

"Dos trimestres consecutivos de pérdidas reporta el PIB en cifras originales: –0.8% en el segundo trimestre y –0.4% en el tercer trimestre de 2019, sin ajuste estacional", reportó el Inegi.

El organismo federal indicó que entre el segundo y tercer trimestre de 2019, el PIB apenas avanzó una décima de punto; mientras que de enero a septiembre pasados el indicador se estancó, con una tasa de 0.0%.

Frente a tal escenario, el director del IDIC explicó que las señales de una recesión económica son claras: “primero, porque –al interior del PIB– la industria bajó 0.1% entre el segundo y tercer trimestre; con una caída anual de 1.8% al cierre de septiembre pasado.

“Segundo, debido a que el sector de los servicios, comercio y turismo se estancó, con 0.0% en ambos periodos; y tercero, porque pese a que la agricultura avanzó 3.5% y 5.3%, en términos trimestrales y anuales, persiste un ciclo negativo en la actividad económica, desde marzo”, alertó.

Recesión, desempleo e ingreso familiar

En una entrevista con Publimetro, De la Cruz explicó que la fase recesiva en la economía mexicana se manifiesta directamente en la pérdida o cancelación de empleos; así como en una consecuente pérdida de ingresos y poder de compra para las familias.

Indicó que por cada décima que pierde el PIB, se dejan de crear entre 30 mil y 40 mil empleos; en tanto que, al reducirse el ingreso y consumo de la población, se abre la puerta a que las empresas hagan recortes, se disparen desempleo, las ventas se detengan y se cancelen inversiones.

“Las cifras oficiales muestran que México está muy lejos de cumplir con la meta de crecimiento anual de 2%, planteada por el gobierno federal. En 2019, la economía tendría una tasa anual negativa de 0.1%; y eso traerá la pérdida de hasta 350 mil puestos de trabajo.

“Para 2020, el escenario de crecimiento apunta a un rango de 0.2% a 1.2%; con una media de 0.7%. Ello, siempre y cuando, el gobierno firme un Acuerdo Nacional con las empresas, que dispare la inversión privada de 19.5% a 22% del PIB; por que sin inversión no hay crecimiento”, puntualizó.

Focos rojos en Industria y servicios

Recesión-México-2 La recesión económica no sólo se estaría presentando en México, también otros países como Alemania o Hong Kong. / Cuartoscuro

El coordinador del Laboratorio de Análisis de Comercio, Economía y Negocios (LACEN), Ignacio Martínez Cortés, señaló que la economía mexicana pasó de desaceleración a la contracción o decrecimiento en sus principales motores económicos, como la industria y servicios.

Indicó que, aun cuando la recesión nacional será oficial hasta que las cifras oficiales sumen dos trimestres consecutivos con decrecimiento, con cifras desestacionalizadas, la mayoría de las ramas industriales operan en terreno negativo y prácticamente están en face recesiva.

"Veinte de los 28 ramos productivos del sector industrial reportaron pérdidas durante agosto pasado", señaló el Inegi.

Refirió que la caída de la Inversión Fija Bruta –o gasto que realizan las empresas en renovación de maquinaria, equipo e infraestructura necesaria para producir– cayó 9%; lo que habla de una “desindustralización del país”.

Mientras que el estancamiento de 0.0% reportado por el Inegi en el sector servicios –a través de las cifras oportunas del PIB– habla de una “descapitalización –o nulo gasto– en tecnología”; elementos que representan un foco rojo para el crecimiento y profundizan el estancamiento.

El coordinador del LACEN señaló que, de acuerdo al Inegi, al cierre de agosto pasado el sector industrial reporta los siguientes retrocesos:

  • Manufacturas: 0.5%.
  • Construcción: 2.9%.
  • Trabajos especializados para la construcción: 20.4%.
  • Minería: 3.2%.
  • Extracción de petróleo y gas: 5.6.
  • Fabricación de insumos textiles: 8%.
  • Prendas de vestir: 6.4%.
  • Fabricación de maquinaria y equipo: 5.9%.
  • Productos de cuero y piel: 3.8%.
  • Fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica: 5.3%

TAMBIÉN PUEDES LEER

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo