Los cambios en las escuelas y la nueva normalidad en la educación

La cuarentena impulsará modificaciones en los roles de maestro y alumno y el uso de tecnología equilibrado con el contacto humano

Por Publimetro

Tras el anuncio de las fechas tentativas para el ciclo escolar 2020-2021 por parte de la Secretaría de Educación Pública y la muy real posibilidad de futuras oleadas de Covid-19, es importante poner en la balanza lo sucedido durante la cuarentena y su impacto en el corto, mediano y largo plazo en la enseñanza y el aprendizaje.

El entorno educativo ha sido afectado por la pandemia y habrá consecuencias para los estudiantes y para los profesores en cada nivel de estudios: preescolar, primaria, secundaria, preparatoria y universidad. Ciertamente, los sectores involucrados tendrán que revisar y debatir sobre las preocupaciones y los beneficios para desarrollar un camino futuro y acercar el éxito a los estudiantes.

Canadá, uno de los líderes mundiales de enseñanza, no será la excepción. Los expertos de educación de la red de escuelas canadiense Maple Bear visualizan tres grandes tendencias para los siguientes años. Sobre el rol de maestros y alumnos la pandemia ha fortalecido algunas variables:

  • La importancia de una comunicación efectiva en el proceso de aprendizaje.
  • Continuar el proceso educativo es posible bajo una variedad de condiciones y circunstancias.
  • Los estudiantes deben abogar y luchar activamente por su propio aprendizaje .
  • La salud y el bienestar de los estudiantes es importante para su éxito.

Para aquellos involucrados en educación, este periodo atípico subraya los beneficios fundamentales de aprender y compartir en persona. Además, el educador se ha dado cuenta de la importancia de las relaciones, tanto a nivel individual como grupal, y las dinámicas de ambas interacciones. El estudiante, a su vez, apreciará más la presencia de un profesor dedicado, un recurso que por lo regular ha estado rápidamente disponible para guiar y apoyar.

MAYOR USO DE LA TECNOLOGÍA SIN PERDER EL CONTACTO HUMANO

Darle a la tecnología un papel más preponderante debe abordarse con precaución. Durante la pandemia, los estudiantes han estado expuestos a un uso más amplio de la misma.

A nivel macro, para algunos alumnos el uso de la tecnología ha sido aceptable, pero para otros ha sido un desafío. En el futuro, es fundamental tener esto presente para evitar que algunos estudiantes se queden atrás. Esto es especialmente importante si se toman medidas para que los alumnos tomen clases en días alternos, como se ha propuesto en otros países, para continuar el distanciamiento social y, sobre todo, si se vuelven a implementar cuarentenas.

Los educadores deben estar preparados para enseñar el mejor uso de la tecnología para que coincida con el estilo de aprendizaje del estudiante.

Cambios en la educación Los estudiantes se hicieron más autosuficientes en el aprendizaje durante la cuarentena. / Dreamstime

Las habilidades “suaves” quedarán al centro de la enseñanza. Es importante que los educadores entiendan este cambio de paradigma en la educación: las habilidades socioemocionales -las llamadas habilidades suaves o soft skills – son tan importantes como la adquisición de conocimiento. Nos referimos al desarrollo de confianza, la habilidad para comunicarse y relacionarse, la gestión del tiempo, la inteligencia emocional, la empatía, el liderazgo, el servicio al cliente y la capacidad de integrarse a la planta laboral.

Las empresas están buscando individuos con estas características y, desde hace algunos años, el plan de estudios canadiense las integra, preparando así a los estudiantes para el éxito no sólo en la escuela, sino también en un mundo cada vez más amplio y en constante evolución.

En conclusión: Es importante que las enseñanzas que han traído estas semanas de cuarentena se mantengan y fortalezcan los procesos de aprendizaje:

Estudiantes: Han aprendido la importancia de la responsabilidad para con ellos mismos y con el trabajo y las tareas que deben completar. Como individuos aislados, tuvieron que adaptarse y resolverlo.

Educadores: Se han hecho más conscientes de los más vulnerables y los más afectados por el aislamiento. Asimismo, han tenido que aprender nuevas formas de organización que les ha implicado, en algunos casos, adquirir conocimientos y habilidades (técnicas) que antes no tenían.

Consejos académicos: Han notado la importancia del acceso equitativo al aprendizaje para todos los estudiantes, y la importancia de la capacitación en el profesorado.

Familia y maestros: La crisis les ha enseñado la importancia de crear condiciones para que los estudiantes sean felices y tengan relaciones sólidas, una red de apoyo, desarrollen confianza en sí mismos y una autoimagen positiva.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo