Darío Villasís, crítica y conciencia de la pandemia a través de su arte

El artista muestra su visión de la situación mundial que se ha vivido a raíz de la pandemia ocasionada por el Covid-19, a través de 12 obras realizadas bajo su estilo surrealista figurativo

Por Ignacio Campos
Darío Villasís El artista plasmó en 12 obras la problemática que se vive por el Covid-19. / Cortesía Darío Villasís

Maestro, cuéntenos ¿de que trata la colección El arte también es luz en tiempos de oscuridad?

—Retomando un poco la historia sabemos que gracias a artistas como Edvard Munch o Pablo Picasso, dejaron testimonio a través de su arte el momento contemporánea que les tocó y lo plasmaron en su obra Guernica, que da cuenta de la Guerra Civil de España; o Munch que con El Grito va acorde a lo que estamos viviendo actualmente debido a que la cuarentena por la pandemia nos está llevando a una depresión, angustia o incertidumbre. Esto me dio la idea para trabajar en este confinamiento. Cuando empezó, me encontraba en Mérida, donde tengo una galería, preparando lo que iba a ser mi próxima exposición en el mes de junio, así que me regresé a Tabasco, donde tengo mi estudio, y pensé tomar como una especie de retiro espiritual, pero poco tiempo después me llamó la atención cómo se estaba moviendo el entorno, el pánico que se empezó a crear, el no visitar a familiares porque podrías contagiarlos. Cuando inició la campaña Quédate en Casa, decidí hacer las 12 obras. Plasmé dos, muy simbólicas, una dedicada a los médicos como un homenaje breve al trabajo realizado y lo represento con un cubrebocas con la palabra “bomba, quédate en casa”, dándole seriedad a los versos que se usan en Yucatán y como una forma de hacer conciencia para invitar a la ciudadanía cumplir con esta medida. En la otra usé la Cabeza Olmeca, que es un símbolo de la cultura tabasqueña, y también le puse un cubrebocas usando una palabra coloquial que aquí se usa mucho “diantre”, que es como un regaño, y quedó “Diantre, quédate en casa”, para estimular a la gente a que se cuidara siguiendo las medidas establecidas por la Secretaría de Salud. Además, hago una crítica universal, para esto plasmé las banderas que representan a China, Estados Unidos y la Unión Europea y la titulé Mercaderes de virus y vacunas, porque pienso que te mandan el mal y luego te venden la solución. En otra llamada Adoctrinamiento hago una crítica religiosa, a través de una cruz, que es un símbolo conocido mundialmente, para expresar la fe que la gente deposita en que se encuentre muy pronto una vacuna. Ahora la gente cambió de fe, ya no es Jesucristo, sino la vacuna es a quien hay que rezarle para que aparezca pronto y nos salve.

¿Cuál es el objetivo de estas obras, buscan polemizar, concientizar o simplemente llamar la atención del público?

—Hago conciencia con algunas, pero con otras también hago crítica, insisto, en toda la historia del arte, éste siempre ha sido una herramienta de expresión del ser humano y por eso busco con esta obra dar un mensaje de conciencia, pero también de crítica. Desafortunadamente no es el momento propicio para hacer una exposición de estas obras, así que habrá que esperar al momento para hacerlo, pero como tengo habilitado el garaje de mi casa, ahí las puse, así que cuando la gente pasa cerca se detienen a observar la obra y los escucho que platican de ella, tienen un diálogo y se identifican, a algunos les causa gracia y a otros más los distrae de las malas noticias que todos los días se escuchan sobre el número de muertos.

¿Hay planes de exhibir esta colección fuera de Tabasco? ¿Tiene contemplada a la Ciudad de México?

—Me hicieron una invitación para presentar esta obra en Mérida en el Palacio de la Música. Estoy agradecido con Yucatán porque tiene mucha apertura con los artistas. En Ciudad de México debo de estar exponiendo en septiembre porque tengo invitación para presentar una serie en la Cámara de Diputados en San Lázaro, que se llama Aromas: café y chocolate, la cual está compuesta de 20 obras, 10 sobre el café y el resto sobre el chocolate, la cultura y el proceso de todo esto que se da en Tabasco, bajo mi estilo que es surrealista figurativo. Se entiende que para ese mes ya habrá una movilidad más normal en todo el país así que hasta el momento la invitación sigue en pie y no se ha cancelado. Pero volviendo a la presentación de esta colección en CDMX debo decirte que tengo un amigo que se llama Jorge Lerma y él me va ayudar a buscar un lugar para presentarla allá.

Por favor deje un mensaje a los lectores de Publimetro sobre la importancia del arte como catalizador de emociones.

—Cuando el ser humano vive una situación como la que estamos pasando ahora nos provoca incertidumbre sobre qué va a suceder mañana o cuál decisión se va a tomar al rato ante todo esto; el arte cumple una función muy importante en todo movimiento social y no precisamente de la pandemia, sino de guerras, alimentación u otros temas que afectan a la sociedad, porque enriquece al espíritu. Todas las expresiones artísticas cobran especial relevancia en este momento que vivimos de oscuridad, por ejemplo, la literatura te distrae y te lleva a otro nuevo mundo mientras lees; la danza, la pintura y la música, sin estas manifestaciones seríamos mucho más fríos. Juega un papel importante en el desarrollo del ser humano en todos los aspectos de la vida. El arte es tan importante como el alimento que se come a diario, por lo que los invito a acercarse a él, tanto como les sea posible, para que les proporcione mucha fortaleza.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo