Publisport

Luis Scola y hermanos Pau y Marc Gasol dicen adiós a los Olímpicos

Las leyendas del basquetbol jugaron su última edición con la selección de sus países

Luis Scola esperaba seguir en el partido hasta que sonara la bocina, porque es eso lo que ha hecho siempre.

Pero su entrenador lo retiró en el último minuto. Ello ocasionó que los pocos presentes se pusieran de pie para despedir con aplausos a un grande del basquetbol.

Y ésa no fue la única despedida que se pudo apreciar el martes, un día histórico en los Juegos Olímpicos, donde bajó el telón de una era en este deporte.

La actuación final de Scola con Argentina llegó horas después de que Pau y Marc Gasol jugaron juntos por última vez con España. Dos países que fueron campeones con jugadores tan brillantes encontrarán ahora dificultades para reemplazarlos. 

«Es tiempo de que aparezcan nuevos rostros», resaltó Scola. «Y es tiempo de que nosotros nos vayamos».

  1. ¡Esto te interesa! Respiradores, filtros de contaminación y robots de bacheo, así están creando estudiantes mexicanos soluciones tecnológicas

De ningún modo el argentino quería decir eso, ni siquiera a los 41 años. Sigue amando el basquetbol y lo sigue jugando de maravilla, promediando 19.7 puntos durante la ronda preliminar.

  1. ¡Entérate! ¿Cómo detectar el pie de atleta?

Pero ambos equipos, los árbitros y las pocas personas que estaban en la Saitama Super Arena brindaron a Scola una larga ovación cuando se marchó al banquillo. En ese momento, Australia daba los últimos trámites a una holgada victoria de 97-59.

  1. ¡Te recomendamos! Maestros de la parrilla vuelve a Walmart, Superama y Walmart Express

Y el mensaje quedó claro para Scola.

El duro y fuerte alero comenzó a llorar después de que abrazó al técnico Sergio Hernández y a sus compañeros. Luego levantó la mano para decir adiós.

«Cuando recibís tal respeto de tus colegas, de gente contra la que jugaste, de los árbitros —tampoco había tanta gente ahí por la situación, desde luego—, creo que ése es el máximo reconocimiento», comentó Scola. «En cierto modo lo sentí en ese momento y fue difícil mantener la compostura».

Scola se marchó de la cancha llevándose como reliquia el balón del partido. Finalmente había reconocido una derrota ante el padre tiempo.

«Tengo 41 años», dijo. «No veo que haya mucha gente jugando a mi edad».

Pau Gasol era uno de ellos, hasta el martes por la tarde.

Al igual que Scola, igualó el récord en el baloncesto masculino, al disputar su quinta edición de Juegos Olímpicos. Es el tercer mayor anotador en la historia de estas justas en la rama de hombres, un lugar encima de Scola.

Pero tras la derrota por 95-81 frente a Estados Unidos, Gasol confirmó que ésta fue su última aparición con la selección española. Y su hermano envió señales claras de que tampoco volverá.

Se marchan de Tokio sin medalla, después de que España obtuvo una en los últimos tres Juegos Olímpicos. Pero no hubo tristeza.

«No, porque hemos vivido muchos grandes momentos», dijo Marc Gasol. «Hemos tenido muchas medallas. Cuando comenzamos no se suponía que fuésemos a conseguir tantas. Y todo comenzó para mí en 2006, en esta misma arena, así que ha sido un recorrido maravilloso».

España ganó aquel Mundial en la Saitama, y se coronó en otro en 2019. Logró también títulos del Eurobásquet en 2009, 2011 y 2015.

Entre las pocas cosas que la selección española no logró estuvo la de vencer a Estados Unidos. Los ibéricos marchaban invictos tras la fase de grupos en 2004, durante los primeros Juegos Olímpicos de Pau Gasol, pero Estados Unidos los eliminó en los cuartos de final.

Argentina terminó colgándose la medalla de oro, la única obtenida por un país distinto de Estados Unidos desde que los jugadores de la NBA hicieron su debut olímpico en 1992.

Estados Unidos venció de nuevo a España en las finales olímpicas de 2008, 2012 y 2016. El martes llegó una última oportunidad de imponerse a la selección estadounidense, pero quedó claro que los mejores tiempos de Pau Gasol habían quedado atrás.

Necesitó una cirugía para reparar una fractura por desgaste en el pie izquierdo. El pívot dos veces campeón de la NBA tuvo que volver a ponerse en forma, jugando la temporada anterior en España con el Barcelona.

Pese a que lució muy lejos del nivel que tuvo durante años y no jugó un solo segundo después del intermedio del partido del martes, Gasol consideró un éxito estos Juegos.

«Y ahora, éste ha sido mi último partido con la selección nacional y tendré que digerirlo, hacerme a la idea y charlar con mi familia», dijo Gasol. «¿Vale la pena para mí seguir jugando, o debo encarar desafíos distintos y otras metas en la vida?».

Marc Gasol sigue bajo contrato con los Lakers y dijo que pretende volver a la NBA la próxima temporada. Sin embargo, parece difícil que regrese con la selección.

El martes, jugó sólo 10 minutos, en los que no consiguió puntos. El pívot más destacado de España fue Willy Hernangómez, mientras que Usman Garuba, de 19 años y reclutado la semana pasada por los Rockets de Houston en la segunda ronda del draft, se mostró como una promesa.

Tal vez ambos puedan emular a los Gasol.

«Ellos no tienen que convertirse en Pau o Marc«, dijo sin embargo Marc Gasol. «Tienen que ser ellos mismos, y la única forma de hacerlo es jugando durante un tiempo. Para que ello pase, los más veteranos tenemos que irnos al diablo y quitarnos del camino».

Pudo ser también el fin para el capitán Rudy Fernández, quien no anotó puntos en sus quintos Juegos.

Hace apenas dos años, España doblegó a Argentina para ganar el Mundial en China y asegurar su boleto olímpico.

Pero ninguno de estos dos conjuntos mostró la competitividad de su era dorada.

Y tal vez es por ello que quedó más claro que ha llegado el momento de decir adiós.

«Es difícil», dijo Scola. «Pero así es esto. Tiene que ocurrir».

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Tags

Lo Último


Te recomendamos