Nacional

Ayuda de sociedad civil, en riesgo por límite en deducción de donaciones

El Senado aprobó una modificación al Artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta que desincentiva a las personas físicas a realizar donativos

Los actos de solidaridad realizados por las organizaciones de la sociedad civil (OSC) podrían disminuir o desaparecer debido a una reforma de ley aprobada en el Senado de la República, la cual pone un límite en la deducción de donaciones. Las OSC se financian con donativos, pues su función principal es apoyar a grupos vulnerables; por ejemplo, menores de edad y poblaciones indígenas.

El pasado 27 de octubre, la Cámara Alta avaló una modificación al Artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), la cual sujeta los donativos de las personas físicas a la limitante global de deducciones.

Previo a ello, los contribuyentes podían deducir impuestos por el 15% del total de sus ingresos o por la cantidad que resultara menor a cinco veces el valor anual de la Unidad de Medida y Actualización (163 mil 467 pesos), además de un 7% extra por concepto de donaciones.

En México, la cultura de la filantropía continúa en ciernes, por lo tanto, los incentivos fiscales juegan un papel relevante en su fomento. Eliminar la excepción de los donativos en las deducciones obligará a las personas físicas a elegir entre sus gastos personales y las dádivas económicas, señaló Dominique Amezcua, coordinadora de Incidencia en Alternativas y Capacidades.

“Las personas no donan por la deducción. Generalmente, quienes donan lo hacen verdaderamente por el interés de sumar a una causa o de apoyar a ciertos grupos o poblaciones. Sin embargo, sí es importante que haya incentivos fiscales para que no sólo las personas sientan esta satisfacción de apoyar una causa social, sino también vean un beneficio con respecto a su inversión”, indicó a Publimetro.

En riesgo la lucha, no las organizaciones

Los principales afectados por la mencionada reforma de ley no son las OSC, sino las causas por las cuales trabajan estas organizaciones, aseguró en entrevista Magali Jauregui Montalvo, directora general de Fondo Para la Paz.

Las OSC no exigen la anulación de la reforma para evitar su desaparición, enfatizó la activista, sino para continuar con los resultados que su lucha ha generado en las diversas problemáticas sociales. El foco real está en las afectaciones hacia los grupos vulnerables.

“La sociedad civil trabaja con muchas problemáticas sociales, es un hecho que es necesaria la complementariedad. La sociedad civil es importante para el fortalecimiento del país y también para la solución, o al menos la mitigación, de muchos de los problemas que nos aquejan”, aseveró Jauregui Montalvo.

Por su parte, Ian Balam, presidente de Cántaro Azul, subrayó que cerrarle los caminos o imponer más dificultades a las OSC es obstaculizar las acciones enfocadas en beneficiar a una población que no cuenta con sus derechos humanos básicos fundamentales.

También cuestionó las razones por las cuales el Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó la limitación en la deducción de donativos, porque es un ente con los mecanismos necesarios para combatir la corrupción, además de que las OSC tienen robustos y específicos protocolos de revisión.

“Con esta administración [federal] se incrementó considerablemente el reducir las posibilidades de que la sociedad civil organizada seamos un actor que ejecute acciones donde el Estado no está presente”, concluyó Ian Balam.

No hay justificación para la reforma

Dicha modificación a la LISR no cuenta con una justificación clara. El SAT no fundamentó la reforma como lo hizo en otras disposiciones, indicó a Publimetro Miguel Ángel Tavares Sánchez, integrante de la Comisión Técnica del Colegio de Contadores Públicos de México.

El 96% del padrón de contribuyentes corresponde a personas físicas: cerca de 57.5 millones de ciudadanos, de acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión del primer semestre de 2021, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, la titular del SAT, Raquel Buenrostro, informó el pasado 22 de octubre que la limitación de las deducciones por donativos se debe a que siete individuos abusaron de este beneficio fiscal.

“Ante la limitante de cinco UMAs o del 15% sí habrá una inhibición implícita de parte de las personas físicas que quieran donar porque no podrán deducirlo de su base fiscal anual. No es un tema menor”, explicó Tavares Sánchez.

Tags

Lo Último


Te recomendamos