Nacional

Gastan más en mantenimiento del Congreso que en salvar lenguas indígenas

El gobierno mexicano ha destinado tres mil 153.93 mdp más para el cuidado de las instalaciones del Poder Legislativo que para la preservación cultural

La preservación de las lenguas indígenas no recibe tanto dinero como el gasto en servicios de energía eléctrica, agua y gas y la reparación de fachadas, estructuras y equipos –por ejemplo– de la Cámara de Diputados, del Senado de la República y de la Auditoria Superior de la Federación.

Entre 2022 y el primer año en que el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) apareció en el Presupuesto de Egresos de la Federación –2005–, esta dependencia recibió un mil 621.62 millones de pesos (mdp), cifra menor en tres mil 153.93 mdp a lo destinado para mantenimiento del Congreso de la Unión –cuatro mil 775.55 mdp.

Dicha diferencia económica refleja el racismo y discriminación imperante en la asignación de presupuestos públicos, aseveró en entrevista Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Tanto en la sociedad como en la clase política de México, hay desconocimiento de la grandeza de las lenguas indígenas, abundó el activista. Y agregó que no hablar español en nuestro país es sinónimo de atraso y de persona no civilizada, aunque se hable perfectamente el maya o el náhuatl.

“La misma clase política es la que se encarga de ser el verdugo de los pueblos indígenas al negarle un presupuesto digno. Es como sólo dar el patio de la casa para que ahí vivan los pueblos originarios; prefieren tener todas las prebendas en un palacio para que se asigne más presupuesto y, como pasa con los veladores, que ahí quede confinado el guardián de la casa. Así me imagino el presupuesto hecho añicos para las lenguas indígenas, en el rincón del olvido”, subrayó Barrera Hernández.

En los tres ejercicios fiscales que el Inali dependió del gobierno de Vicente Fox Quesada –de 2005 a 2007– obtuvo 221.41 mdp; por el contrario, para el mantenimiento del Congreso se asignaron 340.24 mdp.

Para el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa el órgano dedicado a la preservación de las lenguas indígenas administró 618.84 mdp; mientras, el cuidado de los inmuebles del Poder Legislativo registró un mil 238.45 mdp en sus recursos.

Con Enrique Peña Nieto la diferencia fue más significativa: el Inali percibió 565.46 mdp y el mantenimiento de las Cámaras un mil 920.45 mdp. En la primera mitad de la gestión de Andrés Manuel López Obrador el primero recibió 215.91 mdp y el segundo un mil 276.41 mdp.

Lenguas indígenas, en peligro de extinción

De acuerdo con datos de la Secretaría de Cultura, en México existen 68 lenguas indígenas, de las cuales el 60% están en peligro de extinción. Alrededor de siete millones de personas son hablantes de alguna de éstas, según la Unesco.

Las lenguas indígenas son esenciales para el desarrollo sostenible, además constituyen la mayor parte de la diversidad lingüística del mundo; son una cosmovisión de identidad cultural, diversidad y tradición, indicó a Publimetro Magali Jauregui Montalvo, directora general de Fondo para la Paz.

En el discurso político este tema forma parte importante de las decisiones públicas y, frecuentemente, se les menciona como motivo de orgullo y de riqueza nacional, agregó. No obstante, en la realidad no es un asunto prioritario.

“Las lenguas indígenas están muy relacionadas a la autoestima y la identidad de sus hablantes. La desaparición de las lenguas impacta negativamente en la vida de los pueblos originarios. Y como país si perdemos estas, perderemos parte de nuestra herencia histórica y de los saberes y conocimientos que dan base y sostenibilidad a la vida de millones de personas”, advirtió Jauregui Montalvo.

El Inali también en peligro

A principios de 2022, el gobierno federal anunció que el Inali desaparecerá y sus funciones serán absorbidas por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, bajo el argumento de ser una medida de ahorro presupuestal.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado, Xóchitl Gálvez Ruiz, indicó que es fundamental fortalecer la preservación de las citadas lenguas, por lo cual es indispensable contar con un instituto nacional.

México no le da suficiente importancia al tema, pues hay un enorme desprecio hacia los pueblos indígenas, señaló la senadora. En todos los gobiernos se ha reflejado una visión de desinterés, enfatizó.

“Es gente que trabaja por una generosidad brutal, no por eso hay que abusar. A los traductores las dependencias no les pagan. Las fiscalías estatales los mandan llamar y a veces ni los pasajes de regreso les dan. Pero no fuera un traductor de inglés o francés porque ese sí les cobra, hasta chofer le ponen”, explicó a Publimetro Xóchitl Gálvez.

Tags

Lo Último

Te recomendamos