Nacional

Con AMLO, EU recorta por segunda vez apoyo en seguridad

El gobierno norteamericano disminuyó el capital para entrenamiento militar e innovación y capacitación tecnológica desde la gestión de Peña Nieto

Estados Unidos (EU), por segundo sexenio consecutivo, recortó el recurso económico destinado a México para entrenamiento militar, compra de armamento, innovación tecnológica en seguridad y capacitación en inteligencia.

Durante los primeros cuatro ejercicios fiscales de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el país norteamericano asignó 570.5 millones de dólares (mdd) para la asistencia del referido sector, cifra menor en 24.9% a lo observado en el mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Con el priista el capital aprobado ascendió a 759.4 mdd, mientras que con Felipe Calderón Hinojosa se registraron 1 mil 266 mdd, es decir, hubo una reducción del 40.1%. En el cuatrienio inicial de Vicente Fox Quesada sólo se suministraron 158.2 mdd, según datos del programa Security Assistance Monitor, el cual rastrea y analiza información de documentos gubernamentales estadunidenses.

Estos recortes económicos se deben, principalmente, a la posición del titular del Ejecutivo norteamericano respecto al tema de seguridad y cooperación con México, indicó a Publimetro Armando Rodríguez Luna, director de proyectos de la División de Seguridad e Inteligencia de Strategic Affairs.

En la gestión de Fox Quesada, abundó el especialista, la colaboración entre ambas naciones tuvo un momento de excelsitud, debido a que el panista llegaba como el primer presidente electo de forma democrática. Sin embargo, el acercamiento con George Bush —entonces primer mandatario de EU— se fracturó por el parco respaldo dado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La cooperación México-EU en materia de seguridad vio su cúspide con Felipe Calderón, pues luego de que este declarara la guerra contra el narcotráfico Bush firmó la Iniciativa Mérida, un acuerdo para fortalecer las instituciones militares mexicanas.

El decrecimiento registrado en el sexenio de Peña Nieto derivó de las políticas impuestas por el gobierno de Barack Obama: se priorizó la atención de la problemática de las drogas desde una perspectiva de salud pública, explicó Rodríguez Luna.

La tendencia en la caída del recurso para asistencia de seguridad se mantuvo con AMLO debido a las restricciones del presidente estadunidense Donald Trump, quien limitó los apoyos económicos porque “desde su perspectiva EU tenía que dejar de ser el policía del mundo”.

El total del capital suministrado por el país vecino alcanzó con Fox los 288.9 mdd; con Calderón se elevó a 1 mil 830 mdd; con Peña se enlistaron 1 mil 10 mdd; y con López Obrador van los 570.5 mdd mencionados.

Es inversión, no solidaridad

La seguridad del Estado mexicano es de suma importancia para EU porque es su principal socio estratégico, con el cual comparte poco menos de 3 tres mil 200 kilómetros de frontera, señaló en entrevista Alexei Chévez Silveti, consultor en temas de Fuerzas Armadas (FA).

Entre las prioridades de la nación norteamericana figuran el combate al narcotráfico y la migración, añadió el también experto en Seguridad Nacional, por ello socorrer a nuestro país en ámbitos que le ayuden a detener estas crisis es una inversión y no un gasto.

En las últimas dos décadas, México ocupa el octavo lugar —con 3 mil 382 mdd— en la lista mundial de Estados con mayor apoyo económico recibido por parte EU para asistencia de seguridad; a nivel Latinoamérica y el Caribe es el segundo, sólo detrás de Colombia —10 mil 328 mdd—.

Por su parte, Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano, consideró que la nación norteamericana suministra recursos al gobierno mexicano por conveniencia y no por bondad, porque los grupos delictivos dedicados a la trata de personas, piratería, extorsión, narcomenudeo y explotación ambiental generan retos en la gobernabilidad estadunidense.

“La delincuencia organizada es un tumor. Un tumor maligno encontrado y extirpado a tiempo puede salvar la vida de la persona, incluso sin generar daño permanente alguno. Un tumor que se deja crecer termina con la vida del paciente. De una manera similar, la delincuencia organizada que en México opera y que tiene sus nexos en EU, pues sí se vuelve un reto”, aseveró a Publimetro.

En México no hay una estrategia de seguridad ni indicadores de desempeño y resultado, agregó el especialista, lo cual generará que gran cantidad del capital concedido por los norteamericanos al rubro no se aproveche, es decir, será un gasto y no una inversión.

México invierte más que EU

El Congreso de Estados Unidos aprueba los programas destinados a la asistencia de seguridad extranjera. Una de las condiciones impuestas es saber a detalle el fin último del dinero y equipo entregado, explicó Chévez Silveti. Además, obligan a comprar y usar material norteamericano.

No obstante, el recurso estadunidense asignado a nuestro país a lo largo de los años es insignificante en comparación con lo invertido por el Estado mexicano en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y en Marina, subrayó el consultor.

Lo anterior se refleja en el ejercicio fiscal de 2022: el Congreso de EU aprobó 158.9 mdd para ayudar a México en temas de seguridad, cifra que en moneda nacional representa 3 mil 235 millones de pesos (mdp); y en el Presupuesto de Egresos de la Federación se autorizaron 141 mil 857 mdp para Sedena y Marina. Entonces, lo otorgado únicamente es el 2.3% de lo administrado por las FA nacionales.

Otro ejemplo es lo observado en 2009, año donde se matriculó el récord histórico de mayor presupuesto recibido por el gobierno mexicano. En este lapso los norteamericanos dieron 743.3 mdd, lo equivalente a 10 mil 101 mdp —de acuerdo con el promedio del tipo cambiario de ese periodo—. Mientras, el PEF aprobó 59 mil 682 mdp para las FA, es decir, sólo manejaron 16.9% más de su capital percibido por el Estado.

El recurso total para el apoyo en seguridad no se entrega por completo en dinero, sino también en forma de especie, precisó en entrevista el doctor Emilio Vizarretea Rosales, experto en Fuerzas Armadas.

Y agregó que el sector más beneficiado por la asistencia estadunidense es el de la tecnología e innovación, pues en nuestro país no se cuenta con los avances conseguidos en otras partes del mundo.

“En términos estrictos, se requiere el ámbito de la tecnología, que es de lo más costoso. No sólo se capacitan y actualizan los elementos dedicados a ello, sino toda la ciberseguridad, la ciberinteligencia, la ciberdefensa. Y esto, lamentablemente, es una tecnología que va avanzando muy rápido y obviamente nos va complicando los costos; el material que tenemos se vuelve obsoleto en muchos sentidos”, indicó Vizarretea Rosales.

Tags

Lo Último

Te recomendamos