Nacional

‘Aplanada’ la oposición en la Cámara de Diputados

En la actual Legislatura, de las 63 iniciativas aprobadas en comisiones 40 fueron presentadas por Morena, sus aliados y el Ejecutivo Federal

En la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados, la cual comenzó el 1 de septiembre de 2021, el 63.4% de las iniciativas aprobadas en comisiones, hasta el pasado 5 de abril, fueron presentadas por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), sus aliados y el Ejecutivo Federal.

Este porcentaje representa 40 de los 63 proyectos pasados al Pleno de San Lázaro en lo que va del actual periodo legislativo, según datos de órgano autónomo. Dos los impulsó el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), tres el Partido del Trabajo (PT), cuatro presidencia y 31 Morena.

Por el contrario, la oposición solo presentó 20 de las iniciativas aprobadas –31.7%–: tres el Partido de la Revolución Democrática (PRD), siete el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y 10 el Partido Acción Nacional (PAN). El resto las promovieron los grupos parlamentarios en conjunto.

En la Cámara de Diputados únicamente se discute lo que le interesa a Morena y sus aliados, el resto de las iniciativas son bloqueadas o les ponen “todos los peros del mundo”, acusó en entrevista Yolanda de la Torre Valdez, legisladora del PRI.

La pluralidad ya no existe en el Congreso, dejó de ser un espacio deliberativo, agregó la priista. El uso de la ‘aplanadora’ atenta contra la naturaleza parlamentaria; jamás la oposición fue una ‘aplanadora’, dijo.

El 55.4% de los diputados de la LXV Legislatura pertenecen a Morena y sus aliados. El 39.8% al bloque opositor –PAN, PRI y PRD–; el resto –4.8%– a Movimiento Ciudadano.

“He sido legisladora federal siendo gobierno mi partido; he sido legisladora federal siendo oposición mi partido, cuando Calderón era presidente. Y hoy legisladora siendo oposición, nuevamente, con Morena. Yo nunca había visto que un Congreso no hiciera su tarea natural”, señaló De la Torre Valdez.

Dicha diferencia en las votaciones de la Cámara baja también se observó en la LXIV Legislatura –2018-2021–: 530 de las mil 115 iniciativas aprobadas las presentó Morena, sus aliados y el Ejecutivo Federal –47.5%–. Además, el grupo parlamentario morenista fue quien más proyectos pasó al Pleno: 338 –30.3%.

Un periodo legislativo antes, el LXIII –2015-2018–, San Lázaro era en su mayoría conformado por el PRI y sus aliados, Nueva Alianza y el PVEM; en conjunto, representaban el 50.6% de los diputados. En este ciclo llegaron al Pleno 806 proyectos, de los cuales 358 fueron impulsados por los priistas, sus socios y presidencia –el 44.4%–; solo del Revolucionario Institucional fueron 217 –26.9%.

Prioridad el Ejecutivo Federal

Las iniciativas discutidas en comisiones o en el Pleno de la Cámara baja solamente encuentran consenso entre los grupos parlamentarios cuando son sobre asuntos en beneficio de los animales o de la niñez, indicó a Publimetro la diputada Gabriela Sodi Miranda, del PRD.

Sin embargo, abundó la legisladora, cuando los proyectos son mandados por el Ejecutivo Federal la oposición es incapaz de modificarlos o de evitar su aprobación, solo le queda esperar la mayoría calificada.

A su vez, la diputada priista Laura Haro Ramírez calificó como arbitrario el actuar de Morena y sus aliados, porque entienden al Poder Legislativo como una oficialía del Ejecutivo Federal. Y agregó que no tienen la disposición ni el interés de discutir las propuestas.

“Ha sido una Legislatura, lo hemos visto en el tema del presupuesto y con las reformas constitucionales, donde no están dispuestos a mover una coma porque así se los dicta el habitante de Palacio Nacional, así se los dice y ellos, nos queda muy claro, son muy buenos empleados, pero de una sola persona, no de la sociedad mexicana”, aseveró en entrevista.

A tres preguntas con...

Reginaldo Sandoval Flores, diputado del Partido del Trabajo

¿Qué tan importante es que la Cámara de Diputados se conforme en su mayoría por grupos parlamentarios en sintonía con el Ejecutivo federal?

- Es clave para que lo planteado por el Ejecutivo como proyecto de nación, como presupuesto, el cumplimiento de metas, los compromisos y el Plan Nacional de Desarrollo se lleve a cabo, porque si no se torpedea.

Si no hay armonía en la lógica de un proyecto de nación de los tres Poderes, entonces, uno se dedica a torpedear al otro y no avanza; por lo menos, en el cumplimiento de lo que le toca al Ejecutivo, que es el manejo del presupuesto, la aplicación de todos los compromisos obtenidos en campaña.

Yo creo que, al final, lo más conveniente y lo más correcto es tener mayoría, no tengo duda de eso. Lo que nos dice la historia es que es mejor estar en esa sintonía a no tenerlo. Sin importar el color.

¿Cómo ha sido el desarrollo de la LXV Legislatura?

- Ha sido de forma normal, en términos institucionales; se ha respetado la norma, se ha respetado la ley. Se ha evidenciado las posiciones ideológicas y políticas que se tiene.

Siento muchos tironeos, son agrias las discusiones (en comisiones); ya no se diga cuando sube al Pleno la votación. Creo que no hay comprensión en el sentido de cómo se movió la realidad, porque la realidad de México se movió mucho a partir de la elección de 2018 y de esta emergencia ciudadana en la participación de la actividad pública.

¿Por qué no pasan las propuestas de la oposición?

- Lo que hay que decir con claridad es que sus propuestas, la gran mayoría, vienen en la ruta de hacer reformas para frenar la transformación. Porque aquí, desde la legislatura anterior, se ha dado una lucha y una batalla muy fuerte para desmantelar todo el andamiaje jurídico, constitucional y de leyes secundarias que instaló el modelo neoliberal durante 36 años.

A partir del 1 de julio del 2018 hubo una ruptura de modelo y de construcción de nación. Eso se ve y se refleja en las reformas a la constitución o las leyes que aquí se aprueban. Entonces, la oposición siempre mete iniciativas para frenar esa transformación o profundizar la ruta de modelo que venía sucediendo.

Igual sucedió en todo el modelo neoliberal, con todas las iniciativas que presentaban la postura de izquierda o de oposición, pues no pasaba ni una. ¿Por qué? Porque tenían la visión y construcción de otro modelo. Ahora somos un poco más respetuosos, se les da tribuna, se les da participación, se les da entrada a sus iniciativas; antes ni eso, no pasaba nada.

Tags

Lo Último

Te recomendamos