Nacional

’Con los ojos cerrados’, Sedena destruye 222 mil armas ilegales

Autoridades carecen de capacidad para indagar el origen de armas halladas en escenas del crimen, y mucho menos revisan las que llegan por el programa de canje

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) destruyó 222 mil 765 armas de fuego ilegales entre 2001 y 2021, gracias a la Campaña de Canje de Armas; no obstante, estas no fueron investigadas para saber su procedencia o si se utilizaron para algún delito.

Te puede interesar: ¡Crisis de seguridad!, policías saquean equipo para revenderlo al crimen organizado

A través de solicitudes de información, se pidió a la Sedena un reporte sobre el número de carpetas de investigación abiertas contra personas que hayan entregado un arma de fuego en el marco del mencionado programa, a lo cual la dependencia respondió que no se toma ninguna acción legal en torno al armamento donado.

“En la planeación para la instalación de los módulos de Canje de Armas de Fuego, en coordinación con las autoridades civiles, se especifica que ninguna autoridad tomará medidas legales contra los donadores por la procedencia y características del armamento donado, por lo que no se han abierto investigaciones en contra de alguna persona que haya cambiado armas, granadas o cartuchos”, explicó la Secretaría.

También precisó que el armamento recibido en el canje es destruido en presencia de los donantes, mientras que las municiones (granadas y cartuchos) son destrozados en lugares diferentes para garantizar la seguridad física de los militares.

Del total de las armas de fuego obtenidas en el desarme voluntario de los últimos 20 años, 137 mil 514 fueron armas cortas y 85 mil 251 largas, de acuerdo con datos de la Sedena. Además, se recibieron 13 mil 551 granadas y cinco millones 174 mil 337 cartuchos.

Y pese al éxito de este programa para sacar de circulación miles de armas, la realidad es que a partir de 2017 se registró una estrepitosa caída.

  • 2001 – 12 mil 393 armas destruidas
  • 2002 – 11 mil 060 armas destruidas
  • 2003 – 13 mil 625 armas destruidas
  • 2004 – 5 mil 083 armas destruidas
  • 2005 – 5 mil 660 armas destruidas
  • 2006 – 6 mil 592 armas destruidas
  • 2007 – 9 mil 524 armas destruidas
  • 2008 – 13 mil 935 armas destruidas
  • 2009 – 7 mil 083 armas destruidas
  • 2010 – 5 mil 849 armas destruidas
  • 2011 – 18 mil 535 armas destruidas
  • 2012 – 9 mil 311 armas destruidas
  • 2013 – 31 mil 506 armas destruidas
  • 2014 – 24 mil 466 armas destruidas
  • 2015 – 15 mil 813 armas destruidas
  • 2016 – 11 mil 017 armas destruidas
  • 2017 – 6 mil 895 armas destruidas
  • 2018 – 4 mil 443 armas destruidas
  • 2019 – 7 mil 146 armas destruidas
  • 2020 – 1 mil 662 armas destruidas
  • 2021 – 1 mil 167 armas destruidas

La campaña de Canje de Armas es implementada por los gobiernos estatales y municipales con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, tiene como fin el desarme de la población civil mediante la entrega voluntaria de su armamento a cambio de un incentivo o artículo de uso doméstico.

Cabe destacar que la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos establece que la posesión de toda arma de fuego debe reportarse a la Sedena para su inscripción en el Registro Federal de Armas. No obstante, solo se permite armamento de bajo calibre adquirido en la tienda de la propia dependencia.

Asimismo, en febrero de 2021 se reformó esta ley para que se sancione con prisión preventiva oficiosa a quien porte armas de fuego sin la licencia expedida por Sedena.

Ni las armas aseguradas en delitos se investigan

En medio del creciente clima de violencia que impera en México, la capacidad de investigación en el país es tan poca que las autoridades no indagan la procedencia o el historial delictivo de las armas de fuego aseguradas tras la perpetración de un crimen, por ello el destruir el armamento donado por civiles en las campañas de Sedena sin ninguna averiguación no genera conflictos, explicó a Publimetro Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano.

“Ni siquiera se investigan las armas que se encuentran en el lugar de los hechos, porque no hay capacidad de investigación (en las dependencias gubernamentales encargadas de la seguridad)”

—  “Ni siquiera se investigan las armas que se encuentran en el lugar de los hechos, porque no hay capacidad de investigación (en las dependencias gubernamentales encargadas de la seguridad)”

Según datos publicados en 2021 por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, en los últimos 10 años ingresaron a nuestro país aproximadamente dos millones de armas ilegales, no obstante, sólo se confiscaron alrededor de 193 mil.

Tags

Lo Último

Te recomendamos