Economía

Reforma eléctrica de AMLO abrirá boquete de 1.4 billones en finanzas públicas

El CCE advirtió que la reforma eléctrica detonará cuatro problemas graves: desde alzas en el recibo de luz, hasta aumento de 252% en costos de producción

La reforma eléctrica, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador abrirá un boquete de 1.4 billones de pesos en las finanzas públicas; sólo por concepto de sobrecostos en la generación de energía y subsidios a los consumidores, alertó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Señaló que la reforma pretende aumentar el porcentaje de energía generada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a costa de la producción de las de energías limpias.

Además, advirtió el CCE, la iniciativa plantea “eliminar los tres pilares” que se requieren para operar el mercado eléctrico nacional: “un regulador autónomo (CRE), un operador independiente (CENACE), y un despacho eficiente de la electricidad”

Alertó que, bajo tales condiciones, la reforma eléctrica convertiría a la CFE en juez y parte del sector; lo cual no garantiza ni la cobertura de la demanda de electricidad, ni la eficiencia del sector.

El organismo cúpula del sector privado evidenció que la iniciativa del presidente también cancelaría todos los permisos y contratos vigentes con las empresas privadas, que hoy generan electricidad.

Ello, apuntó, “con efectos confiscatorios sobre 44 mil millones de dólares de inversión privada” y medidas que obligarían a las plantas privadas a dejar de producir energía al momento de su publicación.

Problemas graves

A través del documento Una reforma que lastima a México, el CCE advirtió que, si la reforma es aprobada por el Congreso, habría cuatro implicaciones graves para el país:

  1. Incrementaría el costo de la electricidad, porque se privilegiaría la generación eléctrica de CFE; que es hasta 252% más cara que la del sector privado. Además de que obligaría a las empresas a comprar energía a CFE; a precios mucho más altos, generando presiones inflacionarias.
  2. Generaría un boquete en las finanzas públicas, debido a que el costo de producción total subiría, en al menos, 62 mil 100 millones de pesos anuales; equivalentes a 621 mil millones de pesos en una década. “En conjunto, con el subsidio eléctrico, los sobrecostos alcanzarían más de 1.4 billones de pesos.
  3. Cancelaría la transición energética. México se volvería un obstáculo en la lucha global contra el cambio climático; e iría en contra de lo que 85% de la población exige: usar más energías limpias. “En lugar de lograr sus metas, México incrementaría sus emisiones de gas efecto invernadero en más de 46%”.
  4. Violaría los tratados internacionales que firmó México; porque obligaría a los inversionistas a recurrir a paneles internacionales, como los del T-MEC; para proteger los 44 mil millones de dólares de inversión, que la reforma pondría en riesgo de “confiscación y expropiación indirecta”.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último


Te recomendamos