Mundo

Ante incremento de contagios, la mayoría de los alemanes está a favor de vacuna obligatoria

El gobierno en funciones, así como el próximo en entrar en funciones, han sido reacios a imponer la vacunación contra el Covid-19

Al menos 52 por ciento de los alemanes están a favor de la vacuna obligatoria contra el coronavirus, según una encuesta del instituto demoscópico INSA por encargo del dominical “Bild am Sonntag”.

Un 41 por ciento, en cambio, están en contra y siete por ciento de los encuestados no quisieron responder a la pregunta.

La discusión sobre la vacuna obligatoria está tomando vuelo en Alemania ante el aumento de las cifras de contagios y de la incidencia en la cuarta ola de la pandemia y los lentos progresos de la campaña de vacunación.

Un 67.9 por ciento de la población ha recibido el esquema completo de la vacuna y 70.5 por ciento al menos la primera dosis.

Los avances de la vacunación son lentos desde hace meses, lo que se debe en buena parte a la resistencia de parte de la población.

Un total de 26.7 millones de personas en Alemania no tienen todavía el esquema completo de la vacuna, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Entre ellas hay 2.1 millones que están esperando la segunda dosis y se supone que todos ellos se vacunarán.

Sin embargo, la mayor parte del grupo no tiene ni siquiera la primera dosis. Un total de 10.4 millones están entre los 18 y los 59 años de edad y 2.7 millones son mayores de 60 años.

En esos dos grupos es de suponer que hay una resistencia activa a la vacuna. Otro grupo numeroso es el de los niños entre 0 y 11 años, para los que todavía no hay una recomendación de la Comisión Permanente de Vacunación.

En la franja de entre 12 y 17 años hay 2.2 millones de personas no vacunadas.

A eso se agrega la necesidad de aplicar el refresco de la vacuna a quienes hayan recibido la segunda dosis hace cinco meses o más, lo que ya está en curso, aunque con algunos problemas logísticos.

Evaluación jurídica

En la última reunión de jefes de los gobiernos regionales se pidió al Ejecutivo central que abra la posibilidad de imponer la vacuna obligatoria a determinados grupo, por ejemplo a quienes trabajan en hospitales o residencias de ancianos, evaluando su viabilidad jurídica.

Hasta ahora, tanto el gobierno en funciones como los partidos que previsiblemente formaran la próxima coalición de gobierno se han mostrado reacios a plantear la vacunación obligatoria generalizada, pero ya han empezado a oírse voces destacadas que no la descartan.

Así, por ejemplo, dos jefes de gobiernos regionales, Daniel Günther de Schleswig-Holstein y Markus Söder de Baviera, se han pronunciado a favor de considerar al menos ese camino.

“Creo que al final no vamos a poder evitar imponer la vacuna obligatoria”, dijo Söder.

Sin embargo, opinó que esta no es una solución a corto plazo de la crisis actual, sino de cara a la próxima primavera.

Günther, por su parte, dijo al diario “Die Welt” que todavía tenía la esperanza de poder impulsar la vacunación sin imponer la vacuna obligatoria, pero que estaba dispuesto a ella si era necesario.

“Tengo la esperanza de que gente que no ha querido vacunarse revise su postura ante la situación actual. Un 86 por ciento de los pacientes en cuidados intensivos en Schleswig-Holstein no están vacunados”, dijo Günther.

“Tengo todavía la esperanza de que podamos superar la situación sin vacuna obligatoria. Pero si no es posible, estoy dispuesto a dar ese paso, porque nuestro país no puede ser dominado largamente por la pandemia”, agregó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos