Mundo

Ecocidio en Argentina: destruyen nidos y matan a 300 crías de pingüino de Magallanes

Las autoridades identificaron a un hombre que se identificó como arrendatario del lugar y admitió que quiso abrir un camino en el lugar

La provincia de Chubut, en la Patagonia de Argentina, denunció el martes la destrucción de más de un centenar de nidos de pingüino de Magallanes y la matanza de varias crías en una de las principales colonias de esta especie en el mundo.

El Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas atribuyó la tragedia ambiental al trazado de un camino con excavadoras y la instalación de un alambrado electrificado en un campo privado ubicado al norte del área protegida de Punta Tombo.

“Es un hecho extremadamente grave. Se está rompiendo el ciclo reproductivo del pingüino y además lo hace en la etapa de nacimiento de las crías”, afirmó el ministro del área, Néstor Garcia, quien radicó una denuncia penal para dar con los responsables del hecho.

Según el informe de expertos enviados a la zona por el gobierno provincial, se destruyeron aproximadamente 146 nidos “por aplastamiento y posterior compactación del terreno, como por el depósito de material extraído con la pala sobre nidos linderos al camino. Los científicos calcularon en “casi 300 las crías y/o huevos destruidos”.

A su vez un alambrado electrificado de seis hilos impedía el libre tránsito de pingüinos. Por orden de la justicia fue retirado.

“Esto hacía que el pingüino no pueda pasar a concretar su ciclo alimenticio. La especie cuando tiene sus dos crías, uno va a buscar alimento, el otro se queda a cuidar la cría, es un tránsito permanente, estaba impedido de hacer ese tránsito. Provocan en algunos pichones su muerte por inanición”, detalló el ministro García.

Florencia Gómez, fiscal del caso, dijo a la cadena Todo Noticias de Buenos Aires que una persona identificada como arrendatario del campo admitió que quiso construir un camino hacia la costa y cercar el perímetro del campo para la cría de ganado. La funcionaria judicial aclaró que por tratarse de una reserva natural no estaba autorizado.

“La cueva de un pingüino se ve a simple vista, es imposible no verlo, es un área llena de pingüino caminando, es la primera vez que sucede algo así”, expresó Gómez.

Tags

Lo Último


Te recomendamos