Economía

Trabajadores quedarán ‘vestidos y alborotados’ con el reparto de utilidades

El 40% de las empresas no repartirán utilidades y 50% están en dificultades porque las ocuparon en pagar deudas o reponerse del Covid-19, alertó el Centro de Estudios para el Empleo Formal

Este año los mexicanos se quedarán con la ilusión de cobrar un mayor reparto de utilidades, como lo había prometido el gobierno en la reforma laboral del año pasado, evidenció el Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF).

Te puede interesar: ¿Qué es y cuánto me toca por el reparto de utilidades?

El presidente del CEEF, Armando Leñero, informó a Publimetro que 40% de las empresas del país, correspondientes a los micro y pequeño negocios, no están en posibilidades de entregar utilidades; porque “no generaron utilidades” en el último año, por causa de las secuelas del Covid-19 y el bajo crecimiento.

Indicó que otro 50% de las compañías, ubicado en las organizaciones medianas, tendrá dificultades para cubrir dicha prestación constitucional; porque muchas se vieron obligadas a destinar sus ganancias al pago de deudas, proveedores y recuperación de sus clientes y negocios

El especialista estimó que apenas 10% de las empresas –las de mayor tamaño- tienen las reservas necesarias, para cumplir con el reparto de utilidades entre sus trabajadores, sin problema.

“Hay empresas que no van a repartir utilidades, porque no tuvieron utilidades durante 2021, porque apenas se recuperaron de la crisis económica del Covid-19; las recién creadas no están obligadas por la ley y la mayoría deberá hacer un gran esfuerzo para cumplir”, apuntó.

Puedes revisar: ¡Haz tu despensa y participa por un iPhone 13 Pro!

Reforma no asegura más dinero

El presidente del CEEF aclaró que los trabajadores deberán esperar hasta 2023 parar conocer los beneficios potenciales de la reforma laboral del año pasado; donde se cambió la fórmula para calcular el monto de las utilidades y se otorgó un máximo de tres meses de salario por tal prestación.

Precisó que el reparto actual, que deben hacer las empresas a más tardar el 30 de mayo próximo, corresponde a las utilidades de 2021, cuando no aplicaban las nuevas disposiciones; aunque ello no significa que el siguiente año haya mejor surte para los empleados.

“Como parte de la reforma laboral que prohíbe el outsourcing, el gobierno vendió la idea de que los trabajadores recibirían más utilidades; pero la nueva fórmula solo puso un tope de tres meses, para reducir los pagos de hasta un año de salario que entregaban algunos sectores” como el de la minería.

Y eso se utilizó para que las grandes empresas dejarán pasar la reforma”; pero como no se cambió el porcentaje de las utilidades que obtuvieron las empresas, para repartir entre los trabajadores –que es 10%- éstas seguirán entregando lo mismo en términos generales, señaló Armando Leñero.

Además, apuntó, muchas organizaciones negociaron reducciones de salario con sus empleados, para enfrentar la pandemia y otras contrataron personal con salarios más bajos; cuyo impacto también afecta el monto e utilidades que recibirán los trabajadores.

¿Cuál es la nueva fórmula del reparto de utilidades?

La reforma al Artículo 127 de la Ley Federal del Trabajo, publicada el 23 de abril de 2021 en el Diario Oficial de la Federación, establece:

El monto de la PTU (Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las empresas) tendrá como límite máximo tres meses del salario del trabajador o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años; debiéndose aplicar el monto que resulte más favorable al trabajador”.

¿Cómo se calcula el monto que recibe cada trabajador?

La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales. La primera –equivalente a 50%– se calcula de acuerdo al número de días trabajados por cada uno de los empleados durante el año, independientemente del monto de los salarios registrados.

La segunda –el otro 50%se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.

¿Cuándo se entregan las utilidades?

A más tardar el 30 de mayo en el caso de los trabajadores que laboran para una persona moral o empresa; quienes laboran para una persona física (patrón o dueño de un pequeño negocio), deberán recibir el pago a más tardar el 29 de junio.

¿Qué salario debe considerarse como base del reparto?

Exclusivamente el salario por cuota diaria, sin incluir otros ingresos como tiempo extra, gratificaciones, primas o cualquier otro derivado de su trabajo. Cuando el salario sea variable, se tomará como cuota diaria el promedio correspondiente al total percibido durante el año.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos