Nuevo León

“El asesino de Cumbres”: Una obsesión, un crimen, una canción y una película

El 2 de marzo de 2006 se escribió una de las páginas más aterradoras en la historia de los crímenes en Monterrey por el asesinato de los niños Peña Coss

Erika Peña Coss y Diego Santoy, una relación obsesiva que terminó en tragedia.

¿Un pacto suicida entre Diego Santoy y Erika Peña Coss?, ¿un joven enamorado y despechado?, ¿una novia que no era lo que aparentaba?, ¿un crimen que nunca debió haber ocurrido? Este 2 de marzo se cumplen 17 años de un hecho tan trágico que Monterrey aún lo recuerda, como si acabara de suceder: el asesinato de Erik Azur y María Fernanda Peña Coss?

Los niños de 8 y 3 años, respectivamente, fueron victimados por Santoy, exnovio de Erika. Un enamorado dispuesto a todo con tal de recuperar a su chava. Dispuesto, incluso, a llegar al crimen, por eso se le conoció como “El asesino de Cumbres”.

Te puede interesar: Ratifican condena de 71 años a Diego Santoy “el asesino de Cumbres”

“Y sabes de lo que soy capaz /Tengo un complejo muy crudo y psicópata / Te quiero para mí, sola para mí/ ¿Qué no ves que conmigo es puro frenesí? /Estoy elaborando un plan para hacerte enojar /Quiero que te quede claro /Que si no es conmigo, con nadie vas a estar / Confía en mí, amor, lo tengo calculado /Si algo sale mal, pido perdón de antemano”.

La letra de la canción “So violento, so macabro” del grupo PXNDX refleja, según su autor, Pepe Madero, de una forma ficticia lo que pasaba por la mente de Santoy: obsesión.

En ese año, 2006, PXNDX era el grupo número uno de México y Santoy, de 17 años, era fan.

Madero reveló en su momento que no era un orgullo tener a un admirador como Santoy, pero que de alguna forma, los hechos ocurridos en la colonia Cumbres inspiraron la rola incluida en el álbum “Amantes suntamentes”.

“La canción no está precisamente dedicada a ellos (a Santoy y a Erika), pero relata un amor obsesivo, a un enamorado dispuesto a todo con tal de recuperar lo que perdió, pero nada más. No tiene nada qué ver directamente con ninguno de los dos”, comentó Madero hace algunos años.

En 2021 Santoy ganó un amparo para que su caso fuera reabierto por irregularidades en el proceso.

“Yo sé que cometí un delito y sé que a consecuencia de ese delito debe haber un castigo. Lo único que estoy pidiendo es que se respeten mis derechos y que se lleve a cabo un proceso donde predomine la justicia y esté en la cárcel quien tenga que estar”, declaró Santoy en 2021.

Santoy se casó en prisión y es padre de un niño que hoy tiene 11 años.

El caso fue reabierto y el asesino confeso recibió una condena de 71 años tras las rejas, originalmente había recibido condena de 138 años, por el homicidio calificado de los dos niños Peña Coss; por el intento de homicidio calificado en contra de Érika Peña, su expareja, por el robo del auto de la joven, y por la privación ilegal de Catalina Bautista, trabajadora doméstica de la familia.

Diego se casó en prisión con una mujer llamada Lety, presuntamente presidenta de su club de fans. Tiene un hijo de 11 años y se espera que salga de prisión cuando tenga poco más de 60 años porque, según la ley, no puede purgar más de 40.

Precisamente cuando Santoy recibió la nueva sentencia, la casa de Cumbres fue demolida después de haber estado largo tiempo a la venta sin que nadie se interesara.

Como un hecho insólito el hombre, hoy de 37 años tiene varios clubes de admiradoras en redes sociales que siguen defendiendo su inocencia.

Erika se fue Monterrey y se estableció en San Miguel de Allende donde conoció a Mike Otto. Se comprometió con él en 2012 y contrajeron nupcias dos años más tarde.

Azura, hermana de Erika, simplemente desapareció. No se tiene registro de ella en redes sociales.

¿Y Tere Coss?

Al momento del crimen Tere Coss había ganado popularidad como astróloga en la televisión de Monterrey. Tenía un segmento fijo en un programa de revista, pero tan pronto como pasó la tragedia desapareció.

Ni siquiera se presentó a una nueva ronda de careos en 2021 cuando Santoy solicitó que se reabriera su caso.

Erika Peña Coss se casó con Mike Otto en 2014 y está alejada de todo lo relacionado con los crímenes.

Información extraoficial indica que después de unos años en el extranjero regresó a Monterrey y lleva una vida anónima.

Después del crimen

Siete años después de los acontecimientos se estrenó la película “Cumbres”, inspirada en los crímenes de los niños Peña Coss.

El filme, dirigido por Gabriel Nuncio, sigue el viaje de dos hermanas, Miwi y Juliana, quien huye de Monterrey al ser considerada sospechosa de un crimen.

En su huida, Miwi descubrirá la verdad detrás del escape y la relación entre ambas se reconstruirá.

La casa de la familia Peña Coss fue demolida en 2021 después de varios años de estar a la venta.

El filme se presentó con éxito en el Festival de Valencia, en el Bajafilm Festival y en el SXSW de Austin.

¿En Netflix?

Hace dos años se habló de un proyecto para convertir en serie el crimen de Cumbres el cual sería llevado a la plataforma Netflix y presuntamente protagonizado por Nick Jonas.

Las seguidoras de Santoy tomaron como pretexto el caso Paulette que fue presentado por Netflix en el formato “Historia de un crimen”.

Te puede interesar: Caso Cumbres: El macabro hallazgo en expresiones de Santoy y Peña Coss

Hasta el momento, el proyecto no se cristalizó y tampoco hubo un pronunciamiento oficial de la plataforma al respecto.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos