Gourmet

Conoce esta mezcalería que te llevará a la luna con sus cócteles

Si eres amante del mezcal, Conejo en la Luna es el lugar ideal para compartir con los amigos y disfrutar de una coctelería elaborada con mezcales artesanales, por lo que las bebidas te sorprenderán por sus sabores únicos.

En el corredor turístico de Teotihuacán nació, hace un par de años, la mezcalería Conejo en la Luna, la cual ofrece un menú a la carta inspirado en la cocina tradicional mexicana, donde puedes degustar deliciosos desayunos, brunch, comida y cenas.

La estrella que ha marcado y hecho famoso a este lugar es, sin duda alguna, el mezcal, porque Conejo en la Luna nació precisamente para dar a conocer y promover la cultura mezcalera, pero aquella enfocada en las formas tradicionales de elaborarlo, el representativo de los pueblos de México y el que proviene de las recetas únicas de los verdaderos maestros mezcaleros.

De Teotihuacán a la Condesa

Gracias al amor por esta bebida ancestral y, sobre todo, al éxito de su restaurante, su fundador Jesús Sánchez decidió trasladar todo ese concepto gastronómico a la Ciudad de México, y es así como abre una sucursal en la calle Atlixco 132, en la colonia Condesa, el cual a pocos meses de su apertura se convierte en un referente de esta bebida entre los capitalinos y los extranjeros que la visitan.

La idea de Sánchez es convertir esta esquina en un escaparate para dar a conocer los mezcales de México y su cultura, por eso cada comensal que la visita hace un viaje por el origen y sabor de esta tradicional bebida, que inicia con una pequeña degustación a través de un cóctel de bienvenida para continuar con una cata donde probarás diferentes mezcales hechos con una variedad de agaves, como el mexicanito y el tobaziche, de Oaxaca; el cupreata, de Guerrero; el criollo, del Estado de México; o el cenizo, de Durango.

Paso a paso

Para ofrecer a sus comensales este recorrido, Jesús Sánchez trabaja con 14 maestros mezcaleros de nueve diferentes estados de la República, quienes le proveen cerca de 24 diferentes mezcales; así que si no eres experto ni conocedor, no te preocupes, porque aquí tus anfitriones se encargarán de guiarte pasa a paso tanto en sus características como en el maridaje. Al final, seguramente sabrás identificar el tipo de agave y, por consecuencia, tu mezcal favorito.

Para cerrar dicha visita te recomendamos probar algunos cócteles para la sobremesa, como el Negroni hecho con arroqueño Oaxaca, Campari y Vermouth Sperone o el Conejillo, preparado con mezcal de agave criollo y un shot de espresso.

Tags

Lo Último

Te recomendamos