Puebla

¡Se dispara! Narcomenudeo crece 600% en los últimos tres años en Puebla

Desde 2018, el narcomenudeo incrementó hasta en un 600% en el municipio de Puebla; el robo de vehículos y la violencia familiar también es una constante

En Puebla, durante los últimos tres años, los delitos de fraude, robo a transeúnte y narcomenudeo se han incrementado de manera considerable, este último ha crecido más de 600% desde el 2018, de acuerdo con cifras de la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con las cifras de incidencia delictiva de la dependencia consultadas, el narcomenudeo es el delito que más incremento ha registrado en la capital, pues tan solo en 2018 se registraban 148 denuncias.

Al siguiente año la cifra se duplico a 304 carpetas de investigación, pero en 2020, pese a la pandemia por el Covid-19 crecieron las denuncias con 769 casos, a pesar de que otros delitos registraron disminución por el encierro. El año pasado cerró con mil 88 carpetas abiertas por este delito.

Otro de los delitos con más incidencia en el municipio de Puebla es el fraude; en 2018 se registraban mil 356 casos; mientras que el año siguiente fueron denunciados mil 449; durante el 2020, periodo de inicio de pandemia, las denuncias bajaron a 760 casos, pero al año siguiente se dispararon en 193%, con dos mil 230 denuncias registradas.

El robo a transeúnte también ha ido en aumento, ya que en 2018 se registraban mil 124 denuncias; mientras que el siguiente año fueron mil 377, solo en 2020 hubo una disminución importante con 812 casos registrados, pero para el 2021 el delito se disparó 152%, pues se registraron dos mil 49 denuncias al cierre del año.

En cuanto a los delitos contra el patrimonio, el robo de vehículos, a negocio, siguen siendo una constante en la capital; pero, también la violencia familiar está entre los delitos con más incidencia. Tan solo el año pasado se abrieron dos mil 575 carpetas de investigación.

El especialista en seguridad, Roberto Esquivel Ruiseco comentó que la pandemia ha modificado la incidencia delictiva en el estado, pues previo a la emergencia sanitaria por el Covid, la constante era el robo a transeúnte, robo a cuentahabiente, a transportista, en transporte público y a casa habitación.

Aunque varios de estos delitos se han mantenido, se ha ido modificando su incidencia conforme las actividades económicas se han reactivado, pues ahora comentó que el orden es en transporte colectivo, transeúnte, cuentahabiente y a comercio.

El vicepresidente de seguridad y enlace gubernamental de la Red Mexicana de Franquicias, apuntó que con la pandemia la inversión en tecnología se incremento, principalmente cámaras de vigilancia y cercos en fraccionamientos y departamentos, así como la contratación de seguridad privada; en las viviendas solas se invierte más en alarmas.

“Con la pandemia nos adelantamos cinco años en cuanto a tecnología por el uso de aplicaciones móviles para hacer compras de comida, artículos de farmacia, despensa, la gente empezó a acostumbrarse al uso de tarjetas de débito y crédito; aunque aún hay empresas que pagan nómina en efectivo, lo que implica que haya asaltos”, dijo.

Inversión en seguridad

  • Kit de cuatro cámaras de vigilancia con instalación: cuatro mil 500 pesos
  • Alarmas económicas con censores de puerta y ventana: desde mil 100 pesos
  • Guardia de seguridad privada: 12 mil 500 pesos al mes

Autoridades deben replantear estrategias de seguridad

En cuanto al aumento de la violencia que se ha registrado en las últimas semanas, Esquivel Ruiseco reconoció que se trata de “un pleito entre bandas delincuenciales”, ya que Puebla se encuentra en el centro de muchas rutas de traslado a otros estados del país y con fuerte actividad comercial.

En ese sentido, indicó que Puebla se ha convertido en “un tiradero de cadáveres” ya que consideró que los asesinatos se llevan a cabo en otros estados y se dejan en la entidad, motivo que se desconoce, ya que la Fiscalía del Estado pocas veces explica el motivo de estos hallazgos.

Reconoció que la presencia de la Guardia Nacional ha funcionado para disminuir algunos delitos; no obstante, opinó que las autoridades deberían replantearse las estrategias de seguridad, pues actualmente los arcos de seguridad funcionan solo como cuarteles de autoridades federales, por lo que ya no cumplen con los objetivos por los que fueron instalados.

Tags

Lo Último

Te recomendamos