Nacional

Ken Salazar expresa las “serias preocupaciones” de EU por reforma eléctrica de AMLO

La propuesta de AMLO cancelaría contratos de abastecimiento de electricidad de largo plazo y los esquemas de compra preferencial

El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, expresó las “serias preocupaciones” de su país sobre los intentos del gobierno mexicano de limitar la competencia en el sector de la energía eléctrica a través de una nueva reforma de ley actualmente en discusión.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, dijo que mantuvo “importantes reuniones” con funcionarios mexicanos para discutir el cambio constitucional propuesto por el Ejecutivo y que restringiría la cuota de mercado de las energéticas privadas para favorecer a las compañías estatales mexicanas.

“Quiero aprender más sobre el ímpetu de esta reforma constitucional. Nos comprometimos a continuar el diálogo sobre este crítico asunto los próximos días”, agregó.

Hace un par de semanas, unos 20 congresistas y senadores de Texas le enviaron una carta en la que expresaron sus preocupaciones sobre la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, que enfrenta una dura batalla en el Congreso y que, a juicio de los legisladores estadounidenses, “discriminaría” a los productores de energía de su país.

La propuesta, enviada al legislativo en octubre, cancelaría los contratos mediante los cuales 34 plantas privadas venden electricidad a la red nacional. El plan declara ilegales otras 239 plantas privadas que venden directamente electricidad a empresas en México. Casi todas estas plantas generan electricidad con fuentes renovables o gas natural.

La iniciativa también cancelaría muchos contratos de abastecimiento de electricidad de largo plazo y los esquemas de compra preferencial de electricidad a plantas de energía limpia, lo que afectaría principalmente a empresas extranjeras.

Prohibición a empresas estatales

Además, las plantas de gas natural serían casi las últimas en la fila para vender electricidad a la red nacional a pesar de que generan electricidad 24 por ciento más barata. Las plantas gubernamentales que queman combustóleo tendrían preferencia sobre las plantas privadas eólicas y solares.

La propuesta garantizaría también a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) una cuota de mercado de “al menos” 54 por ciento aunque el el pacto de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) prohíbe favorecer a compañías locales o gubernamentales.

La carta de los legisladores de Texas señaló que “las reformas constitucionales propuestas por el gobierno mexicano incrementarían el control estatal de la industria eléctrica y limitarían severamente la inversión privada. Estos pasos, entre otros, dañan nuestra vital asociación comercial con México y violan potencialmente los principios clave del T-MEC”.

México afirma que busca cooperar con Washington en energías renovables, pero muchas de las plantas eólicas y solares que López Obrador quiere limitar fueron construidas por compañías estadounidenses o españolas.

Oriundo de Tabasco, estado productor de petróleo, el presidente ha dado prioridad a los combustibles fósiles. Su gobierno está concentrado en construir o adquirir nueva capacidad de refinación de petróleo.

Los expertos señalan que las políticas de López Obrador podrían poner en peligro el cumplimiento de los actuales compromisos de México para reducir las emisiones de carbono pero el gobierno sostiene que una mayor capacidad hidroeléctrica permitirá al país alcanzar estos objetivos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos