Nacional

Revisión del pacto fiscal no debe olvidar principios de solidaridad y de fraternidad del federalismo

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, promueve una consulta para revisar el pacto fiscal, la cual tendrá un panorama complicado.

En los últimos meses se ha intensificado el desacuerdo entre los gobiernos estatales y el Gobierno Federal por el pacto fiscal, el acuerdo por el que la Federación entrega los recursos de la recaudación de impuestos a las entidades federativas.

Sobre este tema, este domingo 28 de noviembre inicia en Jalisco una encuesta impulsada por el gobernador, Enrique Alfaro, en la que se preguntará a la ciudadanía si el Congreso debe revisar que Jalisco permanezca en el pacto fiscal actual con la federación.

El pacto fiscal se convirtió en disputa política-económica entre el gobierno federal y los gobernadores que integraron la Alianza Federalista en 2020; la cual denunció que la federación les entrega menos recursos de los que ellos aportan a través de la recaudación de impuestos que el SAT realiza en sus entidades.

Para Andrés Barrios, profesor de Economía del Tec de Monterrey, la revisión del pacto fiscal actual es necesaria, pues las condiciones económicas del país han cambiado en las últimas cuatro décadas, sin embargo, la ruta sobre su revisión debe atravesar por el Congreso de la Unión y no por los gobernadores de los estados.

“Los gobernadores únicamente son entes políticos que están posicionando el tema, pero definitivamente aquí la tarea es de los diputados y los senadores. Inclusive, este actuar de los gobernadores está siendo -de alguna manera- la tarea que le toca a los senadores; que ellos son los representantes del Estado ante la Federación”, comenta Barrios en entrevista con Publimetro.

¿Cuándo se realizará la consulta?

Se espera que la consulta se realice en las 12 regiones del estado durante los próximos cuatro fines de semana, iniciando el 27 de noviembre y concluyendo el 19 de diciembre del presente año.

En el Área Metropolitana de Guadalajara permanecerán instaladas 100 urnas electrónicas durante los cuatro fines de semana de la jornada. Para recabar las opiniones, se usarán tres mil 273 urnas electrónicas en 970 centros de votación del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

4 PREGUNTAS CON

Andrés Barrios, profesor de Economía del Tec de Monterrey.

¿Qué es el Pacto Fiscal y por qué es tan importante para la vida pública de nuestro país?

Para entender el pacto fiscal tenemos que hablar de cuál es el papel del Estado y su principal rol es otorgarnos acceso a los derechos como la educación (poniendo escuelas), salud, (construyendo hospitales), seguridad (manteniendo a las fuerzas armadas y a las policías).

Y para tener acceso a los derechos se necesita dinero, recursos. ¿Y este dinero de dónde viene? De los impuestos y de las otras formas de recaudación de dinero que tiene el Estado, como son los derechos de los aprovechamientos; por ejemplo las tarifas que pagamos cuando sacan un acta de nacimiento o cuando vamos a verificar el carro. Pero la principal fuente son los impuestos.

¿Quiénes tienen capacidad de recaudar impuestos? La federación, los estados y los municipios. Cada uno puede recaudar impuestos y de hecho es una obligación que tienen: tener sus recursos propios para atender las problemáticas específicas, tanto de las atribuciones que tiene la Federación como las problemáticas que viven en cada uno de los estados y cada uno de los municipios.

Siendo específico, Jalisco solamente recauda el 1.1% del Producto Interno Bruto. Si nos vamos a casar bajo esta lógica que están planteando, tenemos el caso del municipio del Salto en Jalisco, que genera de 7.2 pesos de cada 100 pesos del PIB del estado. Y por el contrario, del dinero o la bolsa que Jalisco reparte a los municipios solamente le toca 1.37 pesos. Entonces, ni siquiera hay una concordancia entre aquello que se pide a la Federación y el actuar del Estado con normalidad.

—  Andrés Barrios, profesor de Economía del Tec de Monterrey.

El pacto fiscal lo que hace es ponernos de acuerdo. De todos los impuestos que se cobran en la Federación, hay una parte que se reparte a los Estados y esa parte que se reparte a los estados tiene ciertas fórmulas con las cuales se calcula como es que se va a repartir.

Entonces el pacto fiscal precisamente habla de cómo es que se establecen estas fórmulas para ver la parte de dinero que la Federación entrega a los Estados. Eso es en sí lo que es el pacto fiscal con la Federación y también el pacto fiscal entre el Estado y los municipios.

¿Cuál es el estado actual del pacto fiscal? Especialmente cuando el gobernador de Jalisco ha hecho referencia a que se debe revisar.

El gobernador de Jalisco alega que su estado aporta 8 pesos de cada 100 a la economía nacional, el PIB, que es la acumulación de toda la riqueza que se genera en todo el país en todo el año. Tanto la riqueza que generan los empresarios, como la riqueza que genera la señora de la esquina por vender cosas o la riqueza que yo genero como profesor al tener un salario. Todo esto se va sumando a una gran bolsa que es el PIB.

El gobernador alega que Jalisco aporta 8 de cada 100 pesos a esta gran suma de la creación de riqueza. Para empezar es un dato erróneo porque, si nos vamos a la página del INEGI, no son 8 de cada 100, son 7 de cada 100. Entonces están utilizando datos falsos para mal informar a la ciudadanía de la situación.

Otro punto es la comparación. ¿Por qué Jalisco puede producir 8 de cada 100 pesos? Porque la Federación ha invertido en Jalisco en infraestructura que le permite generar esa riqueza. Es decir, Jalisco es el tercer estado con más kilómetros de carreteras en todo el país. Tiene acceso a telecomunicaciones y a muchas cosas que la Federación ha invertido en el Estado, de manera que tenga la capacidad de generar esa riqueza. Contrario a los estados que han sido olvidados de manera histórica y pues que desgraciadamente, pues no tienen la capacidad de generación de riqueza.

Precisamente la Federación lo que hace es repartir hasta dinero de manera que sea equitativo. Que le pueda dar la oportunidad a los Estados de poder generar riqueza y poder generar oportunidades para los habitantes de los estados. Si nos vamos bajo este discurso -que es muy patriarcal-, de que “el que más genera más merece”, la verdad es que estamos olvidándonos de los principios de solidaridad y de fraternidad que implican un federalismo.

Por otra parte está la recaudación que se debería de hacer en Jalisco. Si vemos la recaudación de impuestos en países como Alemania o Canadá, los estados recaudan lo mismo o más que la Federación. Es decir, de la riqueza que se genera en un Estado, los estados de Alemania o las provincias de Canadá recaudan alrededor del 11% de esa riqueza. El promedio de lo que recaudan los estados de los países que pertenecen a la OCDE es el 9% de la riqueza que se genera.

En el caso de México, la Federación recauda el 14% de esa riqueza generada, que está muy bien dentro de los estándares de todos los países de la OCDE. El problema es que -en específico en México- los estados solamente recaudan 1% de la riqueza que generan contra el 9%, que serían el estándar de la media de la OCDE.

Quiere decir que los Estados no están haciendo su chamba para generar sus recursos propios y están dependiendo 100% de los recursos de la Federación, que además tiene que cumplir con muchas de obligaciones.

Enrique Alfaro y en su momento otros gobernadores han pedido revisar el pacto fiscal. En caso de que se haga esta revisión, ¿Cuál debe de ser la ruta por la que debe ir encaminada?

Creo que es realmente una necesidad el revisar el pacto fiscal, porque está pensado bajo las condiciones de un México de hace 40 años, donde se tenían ingresos bastante importantes por la actividad petrolera. Esa minita de oro que era el petróleo ya no la tenemos. Las condiciones bajo las que se diseñó esta repartición del dinero, pues ya no corresponden. Si es importante que se replantee el pacto fiscal bajo las condiciones actuales del país, pero eso no significa que renuncien los estados a recaudar impuestos locales.

La federación está haciendo su chamba de una manera más o menos buena, recaudando el 14% del PIB, pero los estados deberían estar recaudando 8 veces o 9 veces más de lo que están recaudando actualmente.

La ruta está totalmente en el legislativo. La verdad es que los gobernadores únicamente son entes políticos que están posicionando el tema, pero definitivamente aquí la tarea es de los diputados y los senadores. Inclusive, este actuar de los gobernadores está siendo -de alguna manera- la tarea que le toca a los senadores; que ellos son los representantes del Estado ante la Federación.

Recordemos que el Senado es precisamente la representación o el encarnamiento del federalismo; donde hay tres representantes de cada estado. Deberán estar discutiendo estos temas desde el Senado. Definitivamente no es un tema que se resuelve en el local, porque es un tema federal y allá es donde debemos tener esa discusión. Es tarea de los senadores, no del gobernador.

¿Qué escenarios esperar en Jalisco?

Para que la consulta sea vinculante se necesita la participación del 33% de la población. No de la lista nominal, sino de la población en general. La verdad es que es una meta bastante alta, va a ser muy difícil que sea vinculante.

Otra cosa cuestionable es que es una consulta con una pregunta que solamente tiene una respuesta viable. Quien conteste “No” a la pregunta de otra manera se vería muy mal. Entonces estás organizando una consulta que tiene solo una respuesta y no tiene caso consultar algo que solamente tiene una respuesta, si ya sabes cuál es. Inclusive hay una intromisión muy grande del gobierno del Estado, haciendo campaña para que votes y votes por el “Si”; ni siquiera están siendo imparciales a la hora de promover la consulta.

Por otra parte, esta consulta está planteada o diseñada a raíz de una iniciativa de ley que mete el gobernador al Congreso. En esta iniciativa se plantean tres puntos: el primero, la creación de un sistema estatal de Administración Tributaria, un tipo SAT de Jalisco, algo que está muy bien porque Jalisco necesita profesionalizarse en la recaudación de impuestos.

La segunda es que las atribuciones para firmar o no el pacto fiscal se las está pasando del Congreso al gobernador. Esto es muy peligroso porque estamos concentrando en una persona una decisión que debería ser discutida y deliberada en el Congreso y que inclusive en incongruencias con la ley este de Recaudación Fiscal a nivel federal.

Y la tercera es que se pone en la ley que cada seis años se debe revisar el pacto fiscal y eso es una necedad, porque pone en la ley algo que -por ley- deberían de hacer.

Tags

Lo Último


Te recomendamos