Estados

Multan a secretario de Gobierno del ‘Cuauh’ por ocultar información sobre linchamientos

La Fiscalía Anticorrupción multó al secretario de Gobierno por no informar sobre los Protocolos de la Policía Estatal para evitar linchamientos

El secretario de Gobierno en Morelos, Pablo Ojeda, fue sancionado por la Fiscalía Anticorrupción del estado por hacer oídos sordos ante un requerimiento judicial.

El segundo al mando en la administración de Cuauhtémoc Blanco incumplió el requerimiento de la Fiscalía para informar sobre los protocolos de la Policía Estatal para evitar linchamientos como el de la semana pasada en Huitzilac.

Por este incumplimiento, el funcionario fue multado con 300 Umas, es decir, 26 mil 886 pesos.

El funcionario estatal fue requerido en varias ocasiones a lo largo de la última semana; sin embargo, la respuesta ha sido negativa, por lo que fue citado este miércoles para que acudiera a las 14 horas a cumplir con un arresto de 24 horas que le fue impuesto; no obstante, al no acudir, ahora es acreedor a la multa correspondiente.

La Fiscalía quiere conocer los protocolos de la policía contra los linchamientos, pues se han presentado en la entidad en las últimas semanas este tipo de actos.

La madrugada del lunes 27 de septiembre, por ejemplo, ocurrió un intento de linchamiento en el municipio de Jantetelco, mismo que fue frustrado por la policía, pero una patrulla fue quemada por los pobladores.

En tanto, el miércoles 29 de septiembre, dos hombres fueron quemados vivos en Huitzilac por presuntamente haber intentado robar y secuestrar a una menor.

Ante los hechos, el secretario de Gobierno asumió la responsabilidad total de los hechos y puso su renuncia sobre la mesa del gobernador.

Fue el pasado 20 de marzo de 2019 cuando la Consejería Jurídica del Gobierno de Morelos publicó el Protocolo de Actuación para la Prevención y Atención de Casos de Linchamiento en el Estado de Morelos.

En este documento, de 16 artículos, se detalla cómo debe ser controlada este tipo de situaciones.

Por ejemplo, el protocolo señala que la Comisión Estatal de Seguridad, una vez que conozca sobre algún linchamiento, debe conformar tres perímetros de policías a 15, 50 y 70 metros de distancia para resolverlo.

Sin embargo, en el caso de Huitzilac no se siguió este procedimiento bajo el argumento de que había pocos elementos de seguridad.

Te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos