Virales

¡Increíble! Los tamales rompen YouTube

La banda Costado ha rebasado las 200 mil reproducciones en YouTube con su canción “Los Tamales” en donde hablan de la gran variedad en tipos y sabores

Con más de 500 años de historia, los tamales son uno de los platillos típicos más emblemáticos para los mexicanos y es por ello que muchos se han encargado de hacerles odas musicalizadas que han puesto a cantar y bailar a muchos.

“Hay tamales de dulce, rojos, verdes, oaxaqueños”, cantan con mucho furor La Banda Costado, en su canción “Los tamales”, quienes sorprendentemente su video tiene más de 200 mil visualizaciones en YouTube y abundan los comentarios positivos, sobre todo de muchos extranjeros, que han compartido sus anécdotas al haberlos comido en México.

Los tamales forman parte de la dieta diaria de millones de mexicanos, son los salvadores de quienes salen corriendo al trabajo y no les da tiempo de desayunar en casa, y se “echan una Guajolota” y acompañados con un atole de arroz, champurrado, o de otros sabores, un café o un chocolate, no hay mejor placer para comenzar el día.

Así lo expresa un cantautor llamado Nooshi con su tema “Tamales, tamales” al rimo del rap.

Esta delicia mexicana proviene del vocablo “tamalli”, que significa “envuelto” en náhuatl y consisten en masa de harina de maíz rellena de carne, pollo, chile u otros ingredientes, envuelta en hojas de mazorca de maíz o plátano y cocida al vapor.

Son tan importantes en la cultura mexicana y en nuestro día a día que, aparecen en cualquier circunstancia, así lo resalta Los Tigres del Norte en su corrido “El tamal”, en el que detallan como una persona puede matar o morir por un tamalito.

“No hago tratos con mañosos y entrégame el tamal

No te pongas resistente, la vas a pasar muy mal

Antes de que continuara, un balazo le dio Juan

Los agentes dispararon, pero no con puntería

A Juan no lo detuvieron, se les escapó ese día

El comandante está muerto, por un tamal que quería”.

El día de los tamales

¿Sabías porque se come tamales cada 2 de febrero?, si bien los tamales no sólo acompañan las mañanas de las personas, también son la cena, el antojo y el platillo principal de muchas celebraciones, entre ellas la conmemoración del Día de la Candelaria.

En este día se fusionaron muchas tradiciones, para la religión católica, cada 2 de febrero se cumplen exactamente 40 días después de Navidad. Se dice, que en esta fecha la Virgen María se purificó después del nacimiento del niño Dios y llevó velas o candelas a la Iglesia para que estas fueran bendecidas.

Es por ello que, ahora se celebra yendo a la Iglesia para agradecer la llegada de Jesús, con velas y además se lleva vestido al niño Dios.

De acuerdo con el cronista franciscano Fray Bernardino de Sahagún, en dicho día, los aztecas celebraban el nacimiento del Sol en el calendario azteca, que además coincidía con el inicio de temporada de siembra, en donde se realizaban diversos rituales en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl., en los que se servían productos elaborados con maíz, entre ellos los tamales, como ofrenda para los dioses.

A partir de la Conquista, cuando los españoles impusieron la religión a los aztecas, se mezclaron las tradiciones y es por ello que, cada 6 de enero se celebra con una rosca la llegada de Los Reyes Magos, quienes viajaron siguiendo la estrella de Belén para dejarle ofrendas al niño Dios, y a quien le salga el “muñeco”, tendrá que “ofrecer como ofrenda” los tamales, para festejar el Día de la candelaria y el nacimiento del Sol.

Y que mejor para pasar este día también bailando con “La cumbia de los tamales”, de un músico llamado Robin Sevilla, que tiene más de 20 mil reproducciones en YouTube.

Si la ocasión es un poco más romántica, queda perfecto el tema de Depedro llamado “Flores y tamales”.

Y para cerrar existe la versión electrónica de DJ Lencho de la frase “se venden ricos y deliciosos tamales oaxaqueños”, cuya autoría, se dice es de un tamalero llamado Elías Zavaleta originario del estado de Veracruz, quien junto con su tío y otros tamaleros decidieron grabar una voz para anunciar sus productos y así no lastimarse la voz.

Al no registrar los derechos de autor de la grabación, cualquiera puede usarla y es por ello que se ha convertido en uno de los sonidos favoritos de muchos mexicanos que se les hace agua la boca cada vez que lo escuchan y se imaginan los tamalitos oaxaqueños.

Tags

Lo Último

Te recomendamos