Nacional

Adopción es a cuentagotas en México; hay 30 mil menores en espera de una familia

Los complicados trámites, el tiempo, así como los exámenes psicológicos y socioeconómicos que se deben cumplir, orillan a las familias a abandonar este proceso

Adoptar un menor de edad en México es casi imposible. Datos del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) arrojan que apenas mil 147 niños han sido colocados en familias a nivel nacional en los últimos siete años.

En contraste, de acuerdo con cifras de 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hay al menos 30 mil niños, niñas y adolescentes que viven en centros de asistencia social, distribuidos en toda la República Mexicana.

Mientras que un proceso de adopción se puede prolongar desde un año hasta los 24 meses debido a los trámites que las familias deben cumplir con la autoridad. Y aún si llegaran a pasar estos filtros, no se garantiza la adopción del menor de edad.

Para concretar una adopción se necesita cumplir con diversas condiciones sociales, económicas y psicológicas, así como visitas domiciliarias, proceso que puede tardar varios meses y que, por ende, en varias ocasiones las familias desisten.

Proceso largo y burocrático

Así lo vivió una pareja de la Ciudad de México —de la que omitimos sus nombres por razones de seguridad— la cual inició un proceso de adopción a principios de 1999; sin embargo, debido a las trabas burocráticas y el cambio de administración federal, el proceso se alargó, y desistieron.

Buscamos la adopción y nos comunicamos con diferentes sitios para ello, una vez que iniciamos el proceso cumplimos con diversos trámites como dar a conocer si teníamos casa propia, contábamos con estudios, y otros exámenes psicológicos que te piden que hagas.

—  Precisaron.

Durante la segunda fase del proceso de adopción, la familia tuvo que someterse a una serie de estudios y exámenes socioeconómicos y emocionales; sin embargo, pese a llevar el proceso de forma correcta, al final su petición fue rechazada.

Nos dijeron que el proceso iba a tardar de dos a tres años, además de que no íbamos a recibir a un bebé, sino a un niño más grande. Una de las fases consistía en demostrar la paciencia y convivencia con menores de edad, todo se complicó después y nos desanimamos por completo.

—  Argumentaron.

Esa pareja buscó por todos los medios posibles. También recurrieron a la inseminación artificial, pero luego de varios intentos y el desgaste económico y de la salud, también dejaron ese proceso.

Al final les llegó lo que llamaron un “regalo del cielo”, una joven embarazada que no quiso quedarse con su bebé; con ayuda de una médica cercana a la familia simularon el nacimiento de la niña y la registraron como propia.

Recurrieron a una alternativa fuera del sistema, pero para ello ya habían pasado por toda clase de trámites y desgaste sin éxito; pensaron que no lo lograrían.

Hoy su hija cursa una carrera universitaria y refieren que para ellos es igual o más amada que si hubiera sido propia.

Y así, datos del DIF nacional reflejan que en todas las entidades se llevan procesos de adopción.

Según la data que han recabado, hasta el momento documentan que poco más de 17 mil niños, niñas y adolescentes se encuentran en centros de asistencia social en México.

Además del DIF, también están las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) que realizan procesos de adopción; no obstante, aquí el tiempo de espera es mucho mayor, así como la aprobación de solicitudes, pues se llegan a concretan entre 20 y 30 trámites por cada uno de los que hace la institución.

Dos preguntas a:

  • Oliver Castañeda Correa, procurador federal de Protección de Niñas Niños y Adolescentes

¿Por qué la cifra es tan baja en número de adopciones?

Estamos integrando registros a nivel nacional, es decir, seguimos avanzando paso a paso desde la presentación de la solicitud; muchas personas interesadas, por algunas circunstancias, abandonan el proceso o se quedan en el camino.

Una de las principales causas es que las familias o parejas no logran a tener el certificado de idoneidad, y esto es un requisito muy importante.

Ahora bien, otra parte del proceso tiene que ver con los niños o niñas que son susceptibles a la adopción y que implican procesos jurisdiccionales, como la pérdida de la patria potestad, es decir, que pueden ser sujetos de adopción.

Todo esto significa mucho más tiempo de lo que se piensa, y es importante resaltar que se tienen que revisar los perfiles que piden los solicitantes, o en su caso si están dispuestos a adoptar a menores con alguna discapacidad o si su rango de edad es de más años.

¿Qué se tiene que trabajar para mejorar los tiempos de adopción?

Tenemos que tener en cuenta que lo que se busca es restituir el derecho de vivir en una familia a los niños, no se piensa en cubrir las necesidades o vacíos de una persona o pareja. Tenemos que tener en cuenta que los niños se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

Desde diciembre nos pusimos de acuerdo con las procuradurías de cada estado para agilizar este proceso y seguir difundiendo a la población en general o interesados que se acerquen al DIF nacional o estatales, para que conozcan los tiempos y requisitos.

Datos:

  • 9 a 10 meses es el proceso de adopción en promedio para una familia, refirió el DIF Nacional.
  • Actualmente, 24 entidades federativas están rezagadas en los procesos de adopción.

¿Cómo es el proceso de adopción en el país?

Adoptar en México suele ser un proceso largo y complicado, en donde piden toda clase de documentos, así como estudios y fotografías.

De acuerdo con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, antes de que se integre un menor a la familia adoptiva se busca reincorporarlo con su familia nuclear (mamá y/o papá) siempre y cuando existan condiciones familiares en su beneficio. Si esto no es posible, se busca integrarlo con su familia extensa (abuelos, tíos, etcétera).

En caso de que esto no sea posible se puede iniciar con el trámite de adopción, para el cual los solicitantes tienen que atender lo siguiente:

  • Acudir a la Dirección de Adopciones de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de solicitar la ficha de inscripción al Curso de inducción a solicitantes de adopción.
  • Asistir al Curso de inducción, acreditar el 100 % de asistencia a efecto de que sea expedida una constancia de asistencia; asimismo tendrán dos meses a efecto de integrar y entregar su expediente.
  • Una vez recibido el expediente en el área de adopciones del SNDIF, se les proporcionará la solicitud de adopción, misma que tendrán que llenar personalmente, asimismo se establecerán las fechas de las valoraciones, entrevistas y visitas domiciliarias que se realizarán durante el procedimiento.
  • Una vez concluidas las evaluaciones psicológicas y socioeconómicas, los profesionistas del SNDIF elaborarán un informe psicosocial, el cual será sometido a consideración de los integrantes del Comité Técnico de Adopción del SNDIF, cuya finalidad es, entre otras, analizar y determinar la expedición o no del Certificado de Idoneidad, revaloración o baja de las solicitudes de adopción.
  • La decisión de Comité Técnico de Adopción se notificará por escrito y personalmente a los solicitantes, informando las causas de dicha determinación, así como dando la orientación necesaria.
  • En caso de determinar la expedición del Certificado de Idoneidad, los solicitantes ingresan a una lista de espera para la asignación de un menor.
  • La asignación del menor se llevará a cabo a través de una Sesión de Asignación con los integrantes del Comité Técnico de Adopción, la cual se realizará atendiendo las necesidades e interés superior del menor que se encuentre liberado jurídicamente y al perfil psicosocial de los solicitantes.
  • La Asignación se notificará a los solicitantes de manera personal.
  • La Dirección de Adopciones de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes enviará el expediente a la Dirección General de Integración Social, conforme al rango de edad solicitado por los futuros padres adoptivos;
  • Se les proporcionará el Informe de Adoptabilidad mismo que contiene la situación médica, jurídica, psicológica, social y pedagógica del menor.
  • Aceptada la asignación por los solicitantes, la Dirección General de Integración Social, programará previo consentimiento del menor (a partir de su edad y grado de madurez), la presentación física.
  • Se dará inicio al periodo de convivencias entre éstos, siendo dichas convivencias en un primer momento en el Centro donde el menor se encuentra albergado y posteriormente fuera del centro con el seguimiento y supervisión adecuados, esto para evaluar el grado de compatibilidad que existe entre ambas partes. Si la convivencia resulta satisfactoria, se iniciará el procedimiento judicial de adopción.
  • El juez competente valorará si los solicitantes cumplen con los requisitos establecidos en la legislación vigente, de acuerdo con las pruebas presentadas, y dictará sentencia decretando la adopción, y una vez que esta cause ejecutoria, girará oficio al Registro Civil para que éste emita la nueva acta de nacimiento del menor adoptado.

Lo más visto de Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos